Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer saca su salón al jardín a modo de protesta

Debbie Ballard en su salón del jardínInformativos Telecinco

Una mujer de 47 años que vive en el condado de Essex, en el este de Inglaterra, decide recrear toda una sala de estar en el patio delantero de su casa para protestar por una orden que le obligaba a retirar un sofá cuando no tenía dinero para hacerlo. Ahora, su nuevo salón es toda una obra de arte.

Un día le dijeron a Debbie Ballard que tenía que retirar un viejo sillón de su patio delantero porque el mueble era basura y no podía almacenarla en un patio. Sin embargo, Ballard no tenía ingresos suficientes para permitirse mover ese sillón, y comenzó a ahorrar dinero a la espera de contratar a alguien que retirase el mueble.
Pasaron los días y como el sillón no desaparecía, le llegó una orden formal de la autoridad local, según la cual sólo tenía 14 días para proceder a la retirada del mueble, explica la BBC.
Esa queja desencadenó la irritación de la dueña, que, a modo de protesta, comenzó a sacar más muebles y otros objetos al patio hasta formar un verdadero salón delante de su casa, "me sentí un poco molesta por la orden, así que convertí mi jardín en una sala de estar", explica Ballard.
Acto seguido, la mujer fotografió su nuevo salón y mandó una carta con la imagen a la alcaldía en la que pidió que le comunicasen "lo que ellos consideran que es basura". "Soy madre soltera, sin ningún tipo de ingresos. Estaba esperando a que pudiera darme el lujo de pagarle a alguien para que me ayudara a eliminar el sofá", explicó en el escrito.
La alcaldía señaló que le gustaría dialogar con Ballard sobre las complicaciones que sufría para retirar el sillón. "La gente se ha quejado, así que tenemos que llegar a un acuerdo con ella", dijo un portavoz.
De momento, el curioso salón ha despertado también los elogios de muchos que consideran esta forma de protesta una moderna obra de arte similar a ‘My bed’, la obra más conocida de la artista británica Tracey Emin.
“Si lo que quiere es crear un espacio artístico, es bienvenida a hablar con nuestro director de arte", añadió el Ayuntamiento. Quizás, para Ballard, este sea el inicio de una nueva carrera artística.