Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El servicio de menores de la Junta de Andalucía interviene en el caso del bebé abandonado por su padre ya detenido

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha informado este viernes de que el Servicio de Protección de Menores de la Delegación Territorial de Igualdad y Políticas Sociales del Gobierno regional en Málaga "ya está interviniendo" en el caso del bebé prematuro que necesita asistencia mecánica para poder respirar, y cuyo padre ha sido detenido por la supuesta comisión de un delito de abandono temporal.
En declaraciones a los periodistas en Córdoba, la consejera ha comentado que el bebé "ahora mismo está siendo atendido" en el Hospital Materno Infantil de Málaga del Servicio Andaluz de Salud (SAS), "y como es lógico, el servicio de menores ya está interviniendo con la correspondiente información", a lo que ha añadido que "como es lógico, se habrá informado a la Fiscalía y estará judicializado el caso".
En concreto, el bebé permanece ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga y su estado es estable, según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias. Los hechos sucedieron el miércoles sobre las 15.30 horas, cuando una patrulla de la Policía Local, adscrita a la Jefatura de distrito de Churriana, sorprendió a un conductor de un coche que se había saltado un semáforo en fase roja, por lo que fue interceptado.
En ese momento, cuando le pidieron la documentación, al parecer, el hombre iba indocumentado y les comentó que se la había dejado en su domicilio, por lo que propuso a los agentes que lo acompañaran para enseñársela, procediendo a ir con él para identificarlo. Al llegar, los agentes vieron desde la puerta que había un bebé dentro y el hombre comenzó a hablar por teléfono con su mujer, que, supuestamente, llegó una media hora después.
Los agentes vieron cómo el bebé estaba conectado a un respirador, por lo que dieron aviso al Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local, ante la posibilidad de que se hubiese producido un posible delito de abandono temporal.
Una vez en el domicilio se entrevistaron con los progenitores. Al parecer se había producido una discusión entre ambos y, tras la misma, los dos se marcharon de la vivienda.
RIESGO SOCIAL
Por otro lado, los policías también llamaron a los pediatras del Materno Infantil, quienes pidieron a los agentes que llevaran al niño a urgencias para someterlo a una revisión. Asimismo, una vez en el centro hospitalario los pediatras determinaron que el menor debía quedarse ingresado ante la posible situación de riesgo social.
Por los hechos, el hombre ha sido detenido y trasladado a dependencias policiales, por la supuesta comisión de un delito de abandono temporal y ya ha sido puesto a disposición del juzgado de guardia de la capital.