Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las sequías extremas, fenómenos cada vez más recurrentes debido al cambio climático

Las sequías extremas son fenómenos naturales cada vez más recurrentes en todo el mundo y especialmente en ambientes mediterráneos como en el de la mayor parte de España. SEO Bird Life, en colaboración con otras entidades conservacionistas, ha llamado la atención al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre la necesidad de incorporar dentro de la planificación hidrológica ordinaria este fenómeno que en los últimos años cada vez se produce con mayor "gravedad, intensidad y duración".
En declaraciones a Europa Press Televisión, el director de Coordinación Territorial de SEO Bird Life, Ramón Martí, ha señalado que no "debe seguir planificándose a golpe de Real Decreto para establecer únicamente medidas urgentes y acciones extremas, sino que debe incorporarse ese nuevo escenario en los planes de demarcación y planes hidrológicos de las diferentes demarcaciones para que considerando, tanto la demanda como las condiciones meteorológicas, se puedan establecer una serie de procedimientos que no hagan que lleguemos a estas situaciones extremas".
Además de optar por medidas de prevención y planificación, Martí, en representación de las distintas entidades, considera que hay que revisar el sistema de indicadores que se utilizan en los Planes Especiales de Sequía según los cuales se distinguen dos tipos: "las sequías meteorológicas, que son consecuencia de una reducción de las precipitaciones medias según la región determinada" y "las sequías construidas", que son efecto de las primeras y están vinculadas a los niveles de los embalses y acuíferos, por lo que dependen en gran medida de la gestión que se haga de la demanda de agua.
La sequía que afecta a numerosas regiones de España, no sólo perjudica la capacidad de los embalses sino que como afirma, Ramón Martí, produce muchos otros efectos "sobre poblaciones animales, sobre cultivos, sobre la vegetación natural incluso puede favorecer la propagación de ciertas enfermedades en bosques o cultivos".
Por último, ha lamentado que en nuestra mano, "poco podemos hacer para combatir este fenómeno, teniendo en cuenta el escenario de cambio climático en el que nos encontramos" y ha insistido en que estas sequías cada vez serán más "largas y virulentas", sobre todo en países como España.