Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una semana sin Richi

La familia de Richard Ángel lleva una semana buscándole desesperadamente. El chico desapareció la madrugada del pasado sábado tras verse envuelto en una pelea en una discoteca en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Los buzos comienzan a buscar en el río próximo al lugar donde fue visto Richard por última vez.

Todo comenzó hace una semana cuando Richard “golpeó sin querer a una chica”, según le han contado sus amigos a su madre. Entonces se vio envuelto en una pelea de la que logró huir gracias precisamente a sus amigos.
Fue la última vez que lo vieron. Desde entonces la policía no ha dejado de buscar al menor. Carmen Rainero, la madre, ha explicado que han rastreado la zona cercana a la discoteca con perros y están revisando las cámaras cercanas. Además, está previsto que cuando se cumple una semana sin el chico los buzos rastreen en el río Henares.
La familia del chico reconoce que había bebido bastante pero su madre insiste en que él nunca desaparecería así y que si tuviera algún problema ella o sus hermanos mayores lo sabrían.
De momento, solo ha aparecido el DNI de Richard, sin más documentación, ni dinero alguno.