Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio muestra la seguridad y eficacia del sistema híbrido de asa cerrada de Medtronic en la diabetes

Un estudio publicado en el 'Journal of the American Medical Association' (JAMA) ha demostrado la seguridad y eficacia del sistema híbrido de asa cerrada de Medtronic en la diabetes, ya que permite que los pacientes tengan una menor variabilidad glucémica y reduzcan su A1c, en comparación con los datos basales obtenidos con el uso de las bombas con sensor.
"Este gran estudio interno demostró que los participantes que tenían el sistema de asa cerrada híbrido de Medtronic tenían un mejor control de la glucosa y no demostró problemas de seguridad. Durante la fase de estudio, no se produjeron episodios de hipoglucemia severa ni de cetoacidosis en los pacientes con diabetes tipo 1 que seguían la terapia", ha explicado el investigador principal del trabajo y director ejecutivo del International Diabetes Center en Minneapolis (Estados Unidos), Richard M. Bergenstal.
Los datos, prosigue, son "convincentes" y demuestran que la capacidad del sistema de dosificar la insulina de forma automática las 24 horas del día puede impactar la vida de los pacientes de forma significativa, especialmente por la noche, cuando resulta "más complicado" mantener los niveles de glucosa deseados.
El estudio sobre el sistema de asa cerrada híbrido de Medtronic es el primer ensayo clave en Estados Unidos de una tecnología de asa cerrada, y el mayor estudio local sobre asa cerrada, con una evaluación que incluye más de 12.000 días. El sistema automatiza la infusión de insulina basal a fin de mantener los niveles de glucosa en el rango objetivo el mayor tiempo posible durante el día y la noche.
Este estudio multicéntrico incluyó a 124 personas con diabetes tipo 1 con una edad mínima de 14 años en 10 centros (nueve de Estados Unidos y uno de Israel), a quienes se les pidió que introdujeran los hidratos de carbono que ingerían y la información sobre el ejercicio que practicaban y que calibraran el sensor de forma periódica.
"Estamos encantados con el progreso que hemos logrado en la automatización de la infusión de insulina basal y el hecho de que cada nuevo avance en nuestro proceso simplifique el control de la diabetes y ofrezca una mayor automatización y más tranquilidad. Tenemos el compromiso de desarrollar soluciones significativas como esta para ofrecer mayor libertad y una salud mejor, de forma que las personas con diabetes y sus cuidadores puedan dedicar menos tiempo a controlar la diabetes y más tiempo a disfrutar del día a día", ha zanjado el presidente de Intensive Insulin Management Diabetes en Medtronic, Alejandro Galindo.