Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los toros del Tajo y la Reina se estrenan en Pamplona con un encierro noble y limpio

El segundo encierro ha terminado con un herido por asta de toroEFE

Los toros del Tajo y de la Reina se han estrenado en las calles de Pamplona con un encierro muy rápido y limpio. Los astados han recorrido el encierro muy agrupados, lo que ha dificultado a los mozos realizar buenas carreras. La gran afluencia de corredores ha provocado multitud de caídas en todo el recorrido. La Cruz Roja ha informado de un herido con un puntazo en la pierna y en la espalda.

Los seis astados han realizado el segundo encierro de fiestas en 2 minutos y 12 segundos, uno de los tiempos más veloces de las últimas décadas. Los toros han salido de los corrales de Santo Domingo a las 8 en punto de la mañana para enfilar la carrera siguiendo a los cabestros, que se han colocado en la cabeza de la manada durante gran parte de la cuesta de Santo Domingo.
Mediado este tramo, un toro negro ha comenzado a tomar la cabeza por la derecha de la manada hasta llegar liderando la manada a la plaza del Ayuntamiento, pero sin provocar problemas para los mozos.
A la entrada de la calle Mercaderes, un corredor ha pasado apuros para quitarse de las astas del toro negro, pero no se han vivido más situaciones de riesgo. Los astados, muy nobles, no embestían y no miraban a los mozos.
Así han llegado a la curva de Mercaderes, donde se han producido algunas caídas, y la manada ha comenzado agrupada a enfilar la calle Estafeta, con un toro castaño que ha quedado descolgado apenas unos metros.
Con fuerte ritmo en la carrera, los cabestros se han quedado en cabeza del grupo, lo que ha dificultado que los mozos pudieran situarse delante de las astas de los toros. Esto ha hecho que los corredores se tuvieran que conformar con buscar a los toros por los laterales de la manada y no les ha permitido lucirse.
En la bajada al callejón y en el propio callejón se ha vuelto a producir alguna caída y finalmente los seis toros han entrado a los chiqueros de la plaza de toros sin provocar situaciones de riesgo.
Un corredor australiano corneado
El corredor que ha sido corneado este miércoles en el segundo encierro de los Sanfermines es un australiano de 27 años, T.L.O., que presenta pronóstico leve salvo complicaciones. Según su parte médico, ha sufrido una herida por asta de toro en muslo con dos puntazos que afectan el tejido celular subcutáneo. Uno de los puntazos es de 8 centímetro en la región inguinal izquierda y otro de 12 centímetros en la cara posterior de muslo.
Ha sufrido la cogida en la plaza de toros, donde ha sido intervenido quirúrgicamente y posteriormente trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra. Ha quedado ingresado en el servicio de Traumatología.
Por su parte, al Complejo Hospitalario de Navarra ha sido trasladado un francés de 36 años, N.N.O., que ha sufrido policontusiones de carácter leve en el tramo de Santo Domingo y ya ha sido dado de alta.
El otro trasladado es un joven pamplonés de 19 años, M.A.N., que ha sufrido un traumatismo costal también en Santo Domingo y su pronóstico es reservado.
Los toros del Tajo y la Reina se estrenan en Pamplona con un encierro noble y limpio