Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secreto por el que una perra abandonada huía de sus rescatadores

Betty Boop es una perra rescatada en Fowler, California, que ha protagonizado una preciosa historia. Como cuenta Krystle Woodward, su rescatadora, en Facebook, la perra estaba embarazada y no confiaba en los humanos. Finalmente, consiguieron cogerla y llevarla a un refugio de animales, pero ella se resistía y trataba de huir constantemente. Se pasó toda una noche gimiendo y llorando, tratando de escapar. Finalmente, Krystle se dio cuenta de que algo le pasaba y, mapeando todos los lugares donde los vecinos habían visto a la perra, descubrió que la habían visto caminar unos 3 km para recoger comida en Fowler y, por la noche, Betty Boop había sido vista alejándose. "La sacamos fuera y yo reproduje sonidos de cachorros llorando en el teléfono. Inmediatamente comenzó a llorar y me empezó a guiar por un sendero campo adentro hacia una granja abandonada que se ubicaba a unos tres kilómetros" compartió Woodward al periódico Daily Mail. Al llegar, Krystle y su marido descubrieron a 10 cachorros recién nacidos hambrientos que esperaban a su madre. "Ella confió en mi para mostrarme donde estaban sus cachorros. Eso realmente es un milagro para mi" aseguró la cuidadora entre lágrimas. Seis de los diez cachorros continúan en adopción según información compartida por la página de Facebook de Pinky Paws ResQ.