Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Scott Kelly, cinco centímetros más alto tras un año en el espacio

El astronauta Scott Kelly acaba de volver a la Tierra tras vivir un año entero fuera de nuestro planeta. Kelly cambió su hogar en Estados Unidos por la Estación Espacial Internacional. La misión, en la que han realizado más de 450 experimentos, sirve para preparar futuros viajes a Marte que durarán más de dos años. Pero también ha sufrido las consecuencias de una estancia tan larga en el espacio exterior. Dolor en los músculos, articulaciones y una extrema sensibilidad en la piel que le produce ardor. La falta de gravedad ha expandido su columna vertebral y ha crecido casi 4 centímetros. Kelly y su hermano gemelo, también astronauta, están ya siendo examinados para determinar si hubieran podido producirse cambios genéticos. Porque tan solo cuatro cosmonautas han vivido en órbita más tiempo que Kelly. Hasta 438 días ha permanecido el ser humano fuera de la Tierra. Hasta el presidente estadounidense Barack Obama le felicitaba por teléfono cuando Kelly aterrizó en Estados Unidos. Y fue recibido pro la esposa del vicepresidente Joe Biden, que le dió una cerveza y tarta de manzana. Ahora Kelly pasará en las instalaciones de la NASA los controles médicos, para recuperarse del ambiente sin gravedad y de la alta radiación, tras un año entero viviendo en el espacio exterior.