Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recibe un disparo en el estómago pero se salva gracias a su cinturón

Bienvenido Reynoso, de 38 años, ha vuelto a nacer. Así al menos es como se siente este empleado de un súper, después de recibir un disparo directo a su estómago. Con la camiseta agujereada por la bala disparada por desconocido, se busca la herida y descubre que la bala se ha quedado a centímetros de su piel, incrustada en su cinturón.

El empleado de este súper en un conflictivo barrio de Filadelpia no podía dar crédito a lo que estaba ocurriendo y menos a lo que sucedió después.
Bienvenido Reynoso recibió un disparo que iba dirigido a dos personas que estaban en el interior de la tienda de alimentación, uno de ellos no tuvo tanta suerte y permanece hospitalizado en estado grave, según NyDailynews.
El empleado ha agradecido a Dios su suerte y porque otras personas, entre ellos varios niños estaban delante de la tienda minutos antes de que ocurriera el tiroteo.
El agresor, de 20 años de edad, Edward Lyons, fue arrestado y acusado de intento de asesinato, asalto agravado, violación de la Ley de Armas de Fuego uniforme y por poner en peligro imprudentemente a otra persona.