Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le salva la vida de morir atragantado

Un estudiante estaba comiendo en la cafetería de su instituto, cuando un trozo de alimento se quedó atascado en la garganta provocándole que se atragantara. El joven, que estuvo a punto de asfixiarse, no podía respirar, tal y como informa RT. Ante esta angustiosa situación, su compañero le realizó la maniobra de Heimlich, también llamada de compresión abdominal y que sirve para desobstruir el conducto respiratorio. Para realizar esta maniobra, se debe abrazar por la espalda, con las dos manos, sobre el abdomen y presionar con el puño en el estómago.