Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño se salta el protocolo para abrazar a su madre que acaba de volver de Afganistán

La orden del superior era que estos militares, tras nueves meses en Afganistán, no se acercarán a saludar a sus familias hasta que no terminara el acto oficial de recibimiento. Sin embargo, al pequeño Connor Waldvoge, de tres años, le importaron bien poco las directrices del Ejército. Nada más ver a su madre formando entre sus compañeros se saltó el cordón de seguridad y se tiró en sus brazos. Un entrañable momento. Connor llevaba nueve meses sin ver a su madre Kathryn, miembro de la Guardia Nacional, que llevaba nueve meses fuera de casa. Ni la madre, de 25 años, ni el resto de soldados del batallón pudieron mantener la emoción. Es la primera vez en 18 meses que Connor está con sus padres a la vez en casa. Adan, el padre, también es militar y regreso de Afganistán el pasado mes de diciembre.