Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre se rompió el cuello por estornudar y ahora por reírse de un chiste

La historia de superación de una madre: se rompe el cuello tras reir y estornudarGoFoundMe

Una madre australiana ha sufrido dos graves lesiones en el cuello tras realizar dos actos tan cotidianos. En 2012, se rompió el cuello tras un estornudo, lo que provocó que estuviera inmovilizada durante 14 semanas. Y en abril de este año, tras reír, volvió a romperse el cuello. Ahora, Monique Jeffrey recauda fondos a través de una plataforma de internet para hacer frente a los gastos médicos.

Monique Jeffrey, de Melbourne (Australia), sufrió un accidente cuando se encontraba en la cama en 2012. La joven estornudó, provocando que sufriera una lesión en el cuello. Pasó 14 semanas con un halo Brace, un aparato ortopédico para inmovilizar la cabeza y el cuello.
La mala suerte golpeó de nuevo a Jeffrey, quien en abril sufrió otro episodio similar. Cuando se encontraba en el trabajo, comenzó a notar un leve dolor el cuello, y tras reír por la broma de un compañero de trabajo, su cuello quedó paralizado.
“Ahora que me ha pasado esto dos veces, estoy en alto riesgo de que me vuelva a ocurrir de nuevo. Por ello, estoy con un fisioterapeuta para fortalecer los músculos alrededor de mi cuello”, cuenta a Metro.
“No más reír o estornudar”, asegura Jeffrey, quien se encuentra en su casa recuperándose de la grave lesión. Además, recuda fondos para poder hacer frente a los gastos medio que le supone la recuperación.