Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un menor por el robo de un autobús en Nochevieja que empotró contra un pub

La Guardia Civil ha detenido a un menor de edad como presunto autor de los delitos de hurto, uso de vehículo a motor, daños contra la seguridad del tráfico y conducción temeraria, tras robar, presuntamente, un autobús que se encontraba fuera de servicio durante Nochevieja y empotrarlo en el pub Exedra, en la localidad sevillana de Santiponce.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, una vez requerida su presencia, el menor ha acudido a las dependencias de la Guardia Civil acompañado por su padre, donde ha reconocido ser el autor de los hechos y ha expresado su arrepentimiento.
Asimismo, ha confirmado que los perjudicados han reclamado en torno a 17.000 euros por los daños ocasionados al autobús y al mobiliario urbano, cantidad de la que responsabilizaran los tutores legales del menor, si el juez así lo estimara.
Cabe recordar que los hechos sucedieron durante la madrugada del pasado 1 de enero, cuando la Guardia Civil de Santiponce recibió el aviso de que un autobús, rotulado con el anagrama de una conocida empresa de transporte público de viajeros, se encontraba aparcado en las inmediaciones del pub, donde numerosas personas estaban celebrando el Fin de Año, y que presentaba daños considerables.
Los agentes, que se trasladaron hasta el lugar para inspeccionar el vehículo, observaron que presentaba "daños de consideración" en la luna delantera y en los laterales y que en los bajos había una farola de grandes dimensiones que ha quedado prendida.
Componentes del grupo de Investigación de la Algaba se han encargado de esclarecer este hecho y, una vez completada su investigación, han concluido que el autobús, que se encontraba fuera de servicio y estacionado, fue puesto en marcha tras acceder a su interior.
Además, han explicado que el autor, y otros conocidos que lo acompañaban, circularon con él por el casco urbano de Santiponce, destacando que, durante el recorrido, el vehículo impactó contra la valla de protección del acerado, provocando diversos daños en el mobiliario urbano, se subió en varias ocasiones al acerado y volvió a impactar contra varios vehículos aparcados y contra una farola que arrancó de cuajo y arrastró hasta llegar al lugar donde quedó finalmente abandonado.
Así las cosas, la Guardia Civil le ha imputado cuatro delitos -hurto, uso de vehículo a motor, daños contra la seguridad del tráfico y conducción temeraria- y lo ha puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.