Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bebé 'milagro', 22 minutos sin respirar y continúa con vida

15541695_10157894978475293_2424530026089291234_nFacebook

Un bebé que dejó de respirar durante 22 minutos nada más nacer, fue salvado por un equipo médico que se negó a dejarla morir. La pequeña Matilda estuvo muy grave en los primeros días de vida, pero poco a poco fue recuperándose. Tanto que los médicos lo calificaron de "milagro".

Todo comenzó cuando su madre, Rachel Norey, comenzó a sangrar abudantemente mientras esperaba a ser ingresada en el hospital. La paciente de 34 años había sufrido un desprendimiento de la placenta, informa Mirror.
Después de que perdiera seis litros de sangre y su hija -recién nacida- estuviera en riesgo de morir, las llevaron a cuidados intensivos.
Contra toda probabilidad, los médicos consiguieron reanimar a la pequeña y cuando apenas tenía cinco horas de vida, la trasladaron del Hospital de princesa Alexandra de Harlow al Hospital Rosie en Cambridge.

La señora Norey estaba bajo anestesia general, casi tuvo que hacerse una histerectomía y no llegó a ver a su hija hasta dos días después.

Sin embargo, debido al grave estado de la pequeña, tanto a ella como a su marido Dan se les informó de la posibilidad de que su hija muriese, por lo que decidieron celebrar un bautizo de emergencia con sólo 3 días de edad.
Pero de pronto Matilda movió su mano. "Fue un milagro", dijo Norey. "Y en los siguientes días no podíamos creer lo que estábamos viendo". "Era como si de hora en hora volviera a la vida, los médicos simplemente estaban asombrados".
Los médicos que trataron a la pequeña les dijeron lo afortunados que eran porque las posibilidades de que algo así ocurriese son muy pocas y llamaron a su hija 'Miracle Matilda' ('Matilda milagro', en español).
En poco tiempo fue recuperándose y los médicos valoraban darle el alta. En total, Matilda pasó un mes en el Hospital Rosie, una semana más en el hospital de Harlow y luego fue dada de alta.
La pequeña nació con 41 semanas de retraso y pesó poco más de 3 kilos. Hace unos días Matilda tuvo una revisión y estaba perfectamente. Norey asegura que está en deuda con el equipo médico después de haberle devuelto la vida a su hija.

"Estaban desesperados por salvar a Matilda", dijo. "Estaba completamente sana, todos ellos sentían que tenían que seguir adelante y siguieron adelante, gracias a Dios".