Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un experto recomienda un chequeo médico anual a partir de los 40 años para prevenir o detectar enfermedades

El responsable de la Unidad de Prevención del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, el doctor Enrique Ciria, recomienda realizar un chequeo médico anual a partir de los 40 años para prevenir o detectar enfermedades de forma precoz.
Ciria ha aconsejado una revisión completa a partir de esta edad siempre y cuando se trate de una persona sin factores de riesgo y sana, ya que en el caso de que existan antecedentes personales o familiares, esta edad se podría adelantar a los 35 años, aunque "siempre es necesario analizar cada caso y valorarlo individualmente", ha puntualizado el doctor.
La herramienta fundamental para el cuidado de la salud es el chequeo, una revisión exhaustiva y coordinada por un profesional que tenga una visión global de la medicina, como el médico internista, ha explicado el doctor Ciria quien ha afirmado que un buen chequeo incluye tres partes, la historia clínica o anamnesis, antecedentes y exploraciones.
"Para obtener una buena anamnesis es necesario hablar con el paciente, preguntar, conocer su estilo de vida, los llamados factores epidemiológicos, que influyen notablemente en la salud de la persona", ha asegurado el especialista.
"Dentro de esa información, una parte fundamental son los antecedentes personales y familiares de patologías, prestando especial atención a enfermedad cerebro-vascular, cardiopatía isquémica en padre y madre y tumores. Por último, es necesaria la exploración física. Después, se realizan una serie de pruebas específicas", ha continuado.
El doctor también ha señalado que en el caso de las mujeres se incluye un examen ginecológico a partir de los 30 años, y en el de los hombres, un chequeo urológico a partir de los 40, aunque en algunos casos, en base a los antecedentes personales, se solicitarán otro tipo de pruebas complementarias.