Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una rapera india exige a una multinacional que responda por contaminar

Sofía Ashraf, una rapera de origen Indio de 27 años, ha creado un rap con el que atacaca a la multinacional británico-neerlandesa y le exige que responda por el caso de contaminación de mercurio que ha provocado en la localidad de Kodaikanal, después de que su fábrica de termómetros sufriera una avería, que a día de hoy continúa afectando a los locales.

Sofia Ashraf es una rapera india de 27 años que ha decidido criticar a la empresa británico-neerlandesa Unilever mediante una canción que se ha viralizado en la red y cuenta ya con más de dos millones de visitas. Una fábrica que producía termómetros de Unilever, tuvo una avería que provocó la muerte de hasta 45 trabajadores y tuvo una fuga que provocó que la zona quedara contaminada con mercurio, afectando a los vecinos, según RT.
Este incidente producido hace 14 años en esta planta, provocó un impacto en la salud de sus 37.000 vecinos, a pesar de que la compañía asegura que la zona está libre de cualquier tipo de contaminación y se remite a varios estudios que ha realizado para confirmar su postura respecto al tema.
Ashraf ha utilizado la base del tema 'Anaconda' de la estrella del hip-hop Nicky Minaj para criticar a la empresa con un rap y acusarles de no haber conseguido limpiar la zona contaminada y la isnta a reparar los daños que han causado a la zona y a sus habitantes.
Algunos bebés de la localidad india nacen con deficiencias a causa de la contaminación química producida por el mercurio. La ONG india Jhatkaa ha querido mostrar su apoyo a la joven cantante, publicando el vídeo en su canal y ha hecho un llamamiento para que la gente firme una petición dirigida al director general de Unilever, Paul Polman, y ha conseguido reunir más de 45.000 firmas.