Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Devorado por sus compañeros de trabajo

Todo lo que le queda de su marido es un pie y un dedo, después de ser comido por caníbalestelecinco.es

Andrei  Kurochkin salió a pescar con sus dos compañeros en la zona siberiana, pero se perdieron y estuvieron 2 meses desaparecidos. Cuando finalmente las autoridades les encontraron, sólo quedaban dos supervivientes y Andrei había sido devorado por sus acompañantes.

A Olga, la esposa de Andrei, solo le queda un pie, un dedo y la parte posterior del cráneo de su marido, tras ser comido por sus dos compañeros de trabajo.
Abdullaev y Gorulenko, eran los dos compañeros de trabajo de Andrei, quienes salieron a faenar por la zona de Siberia. Después de estar perdidos más de dos meses por la gélida Siberia, las autoridades rusas encontraron a solo dos supervivientes y los restos de Andrei.
Los compañeros del fallecido afirmaron a la policía que se habían alimentado de Andrei, al que tuvieron que comérselo para sobrevivir. Aseguran que Andrei había muerto por congelación y decidieron devorarle, días después de que este muriera.
Olga Kurochkin, no se cree la historia que cuentan los colegas de su difunto marido y los han denunciado porque cree que deben ser juzgados por lo que han hecho.
Como afirma el diario Daily Mail, la viuda se encuentra destrozada tras conocer los hechos: “Nunca pensé que podría pasar algo tan horrible en mi vida.  ¿Te imaginas que me queda de mi marido?, un pie, un dedo y parte de la cabeza con algo de pelo”
“No puedo pensar en ello, estoy perdiendo la cabeza”