Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se puede morir de felicidad?

FelicidadGTRES

Una celebración de un cumpleaños, una boda, el nacimiento de un nieto o la victoria de tu equipo favorito de fútbol puede suponer riesgo de muerte. Esto se debe a un curioso síndrome que provoca que las situaciones de extrema felicidad provoquen algo similar a un ataque de corazón que, dependiendo de las condiciones de la persona que lo sufra, pueda ser letal.

Ya en el año 1990 se demostró la existencia del 'síndrome del corazón roto', que consiste en el riesgo de muerte que puede suponer un sentimiento de tristeza muy grande, como por ejemplo la muerte de la pareja sentimental. El descubrimiento de la doctora Jelena Ghadri, doctora residente de cardiología en el Hospital Universitario de Zurich y autora del estudio, es que esto es aplicable en el sentido opuesto, es decir, cuando el sentimiento es de felicidad extrema.
Este síndrome provocado por momentos de extrema emocionalidad se caracteriza por la repentina aceleración de los músculos del corazón, lo que causa que la cámara izquierda del corazón estalle como un globo, según explica el diario Telegraph, y que requiere de una rápida actuación. Este síndrome es más padecido por mujeres que por hombres, aunque todos los casos suelen ocurrir en personas mayores de 65 años.