Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parece un desternillante vídeo de risa, pero su final te dejará en shock…

Forma parte de la campaña #ItCanWait (‘Puede Esperar’), promovida por el Gobierno de la sudafricana Provincia del Cabo, y sin duda ha conseguido el propósito que buscaba.

El último vídeo publicado como parte del programa global ‘Safely Home’, que pretende evaluar, reforzar, concienciar y educar a los conductores en materia de seguridad vial, comienza con una serie de episodios que llegan a resultar verdaderamente cómicos pese a los percances de los protagonistas.

En ellos, muestran sucesivamente a varias personas que van por la calle ensimismados al prestar toda su atención a la pantalla de sus móviles. Como consecuencia, circulan de forma errática: una se choca contra otro hombre que circula en sentido opuesto y su móvil sale volando; otra se choca con la marquesina del autobús; aquellos se chocan con una farola… e incluso hay quien se cae por las escaleras o en un estanque. Una retahíla de caídas que parecen más propias de un vídeo de humor y que tienen su cierre tras un mensaje claro: “Ni siquiera puedes escribir por el móvil y caminar”.
Inmediatamente después de esta afirmación, la historia cambia de forma abrupta. Ahora, la protagonista es una joven que se encuentra con el móvil en una mano y el volante en la otra. La imagen apenas dura unos segundos, porque la secuencia finaliza con un brutal accidente grabado desde una cámara en el interior del vehículo.

“Así que, ¿por qué escribes por el móvil y conduces?”, finaliza el vídeo.

Tras el impacto que produce este giro en el vídeo de la campaña, el Gobierno afirma que la conclusión esencial de la situación que refleja es que “el concepto del multi-tarea es un peligroso mito”. “Simplemente no estamos conectados para hacer más de una cosa a la vez”, recalca en declaraciones recogidas por Mirror, especificando que mucho menos cuando la acción se refiere a llevarla a cabo en la carretera, mientras conducimos.

“Como señala el Consejo Nacional de Seguridad, la actividad cerebral en las áreas que procesan imágenes en movimiento disminuyo aproximadamente un 33% mientras estamos hablando por teléfono. Esto significa que, efectivamente, nos convertimos en ‘parcialmente ciegos’ cuando utilizamos el móvil mientras conducimos. Esto conlleva accidentes que pueden resultar en muertes o heridas graves. No hay ninguna llamada y ningún mensaje de texto que sea más importante que una vida humana. Puede esperar”, advierten.