Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A prisión el presunto autor del crimen del vicario de San Isidoro

El Juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, en funciones de guardia, ha ordenado aproximadamente a las 13,50 horas de este sábado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre detenido como presunto autor del crimen del vicario parroquial de la iglesia de San Isidoro de Sevilla, Carlos Martínez.

Así lo han confirmado fuentes judiciales, que han explicado que a este hombre identificado como José Eugenio A.F. se le imputa un presunto delito de homicidio, así como que el referido juzgado número 13 se va a inhibir a favor del 10 para que éste continúe la instrucción del caso.
Los hechos tuvieron lugar en la tarde de este jueves en la calle Francisco Carrión Mejías, en el centro de Sevilla, cuando el sospechoso presuntamente acabó con la vida del vicario parroquial, que sería tío de la pareja sentimental del presunto homicida y que en ese momento se encontraba en la puerta de su domicilio tras celebrar misa en el convento de San Leandro.
El presunto agresor, que al parecer tendría problemas mentales, huyó del lugar de los hechos a bordo de un vehículo tras cometer supuestamente el crimen, siendo detenido por los agentes de la Policía Nacional sobre las 21,00 horas del mismo jueves en la calle Santa Cecilia, en pleno barrio de Triana, muy próximo a la vivienda de su pareja, de la que se encontraba en proceso de divorcio y a la que, supuestamente, también tenía intención de matar.
Según las fuentes consultadas por Europa Press, la Policía Nacional intervino un cuchillo de grandes dimensiones al presunto homicida, que al parecer sufriría problemas mentales y que se habría marchado en la mañana de este jueves del hospital donde se encontraba ingresado tras un intento de suicidio.
Carlos Martínez nació en Sevilla el 28 de noviembre de 1939 y fue ordenado sacerdote en mayo de 1972. Doctor en Historia y licenciado en Ciencias Económicas y Geografía e Historia, era vicario parroquial de San Isidoro, San Ildefonso y Santiago.
Paralelamente al paso a disposición judicial del detenido se ha llevado a cabo este sábado el funeral por el vicario fallecido, que ha estado presidido por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y que se ha oficiado en la iglesia del Monasterio de la comunidad de religiosas agustinas de San Leandro, de la que Carlos Martínez era capellán.