Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indemnización multimillonaria en EEUU a un preso 'olvidado' en una celda

Indemnización multimillonaria en EEUU a un preso 'olvidado' en una celdaDona Ana County Sheriff's Department

El estadounidense Stephen Slevin ha recibido 15,5 millones de dólares (unos 11,5 millones de euros) de indemnización por haber pasado 22 meses en una celda sin llegar a ser juzgado. Se trata de una de las mayores compensaciones a presos en la historia de EEUU.

Slevin, residente del estado de Nuevo México de 59 años de edad, fue arrestado en agosto de 2005 por conducir en estado de embriaguez y fue encarcelado en una pequeña celda sin ventanas ni luz natural, donde permaneció hasta mayo de 2007,informa Russia Today. “Parece que se les olvidó que estaba allí”, contó el reo.

En enero de 2012, un jurado de la ciudad de Santa Fe, Nuevo México, pidió que lo indemnizaran con 22 millones de dólares (unos 16 millones de euros). Sin embargo, la cárcel del Condado de Doña Ana, donde Slevin permaneció bajo custodia, recurrió la decisión del jurado negándose a pagar a Slevin. 

Jess Williams, director de información pública del Condado de Doña Ana, informó esta semana de que en la mediación judicial finalmente acordaron pagar una indemnización de 15,5 millones de dólares. Se espera que se realice un pago inicial de seis millones de dólares (unos 4,5 millones de euros) en los próximos días.

El preso padecía de graves problemas físicos y mentales, pero no recibió ninguna asistencia por parte de los empleados de la institución penitenciaria. Además, le diagnosticaron cáncer de pulmón. “Ninguna cantidad de dinero le permitirá recuperarse. Pero, por lo menos, con este dinero obtiene la oportunidad de seguir adelante”, indicó su abogado Matt Coyte.