Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me alegro de que vayas vestido"

Esta frase la tenía preparada el pequeño Alex Logan, un niño de seis años para decírsela al príncipe Enrique en su primera aparición pública tras su juerga en Las Vegas

"Me alegro de que vayas vestido". Esta frase la tenía preparada el pequeño Alex Logan, un niño de seis años que sufre leucemia, para decírsela al príncipe Enrique.
El joven heredero a la corona británica reapareció en público por primera vez después del escándalo tras la publicación de las fotos en las que aparecía desnudo en una noche loca en Las Vegas y su encuentro con este pequeño fue hilarante.
Alex Logan había anunciado en un programa de televisión que cuando estuviera frente al príncipe Enrique aludiría al reciente episodio de su juerga en Las Vegas.
El niño se le acercó a Enrique, que lucía afectuoso y sonriente en la entrega de los Premios WellChild y no le dijo lo que pensaba, pero el príncipe sospechó algo.
"Estás todo el rato mirando a tu mamá y creo que te mueres por decirme algo", le dijo Enrique al pequeño provocando la risa del niño.
La ceremonia que tuvo lugar en Londres fue el escenario escogido por la Casa real británica para reintroducir al príncipe tras el revuelo mediático por las fotos en la que el joven heredero aparecía mostrando sus encanto en una juerga nocturna.
La ocasión fue perfecta para borrar lo ocurrido y mostrar el lado más humano del joven que con el carisma heredado por su madre, la princesa Ladi Di, dejó un agradable momento para todos.
Apareció elegantemente vestido con traje y corbata, lleno de encanto y simpatía con los que sedujo a todos los presentes.