Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un preso por asesinato machista, mata a su actual pareja mientras le visitaba en la cárcel

Visita de inspección en una cárcel de alta seguridad en BangkokREUTERS

El preso Henry Coronado, detenido por el asesinato de su amante desde hace más de un año en Villa Urquiza, Argentina, mató a su actual esposa ahorcándola con sus propias manos durante una visita íntima, después se suicidó.

La esposa del preso, Elizabeth Yanina Aguirre, fue a visitar a su marido a la cárcel junto a sus dos hijos de 14 y 6 años. No fue hasta el período de despedidas, en el que los agentes ordenan a los presos formar en el patio, que los responsables del centro se percataron de la ausencia de Coronado.
Sin embargo, cuando lo hallaron en su celda ya era tarde, los agentes lo encontraron muerto en la escena del crimen. Un feminicidio perpetrado dentro de los muros de la propia institución penal sin que nadie oyera ni un solo ruido.
Coronado, de nacionalidad boliviana, se hallaba en prisión preventiva en el momento del asesinato por haber matado a su amante, por el cual estaba aún a la espera de ser juzgado. Sin embargo, nunca se había registrado denuncias de malos tratos por parte de su esposa.
Su primera víctima fue Leydi Meneses, con quien mantenía una relación extra matrimonial. Los indicios apuntan a que la última vez que fue vista con vida estaba subiendo al automóvil de Coronado en marzo de 2015. La mujer, que tenía tres hijos y había avisado de que volvería temprano a la mañana siguiente, no regresó, alarmando así a sus familiares que denunciaron la desaparición.
Los agentes de seguridad hallaron horas más tarde los restos de la joven con signos de haber sido golpeada en la cabeza en el automóvil de Coronado, estacionado cerca de unas vías a más de 20 kilómetros de Ranchillos, en la provincia de Tucumán.