Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin de la preferencia del apellido paterno no acaba con su hegemonía: el 95,5% de los nacidos en julio lo llevan

El fin de la preferencia del apellido paterno en España no ha terminado, por el momento, con su hegemonía. Durante el mes de julio, desde que está en vigor la medida, han nacido 35.583 niños en España y, de ellos, 193 llevan el apellido materno, es decir, un 0,5 por ciento, según datos del Ministerio de Justicia a los que ha tenido acceso Europa Press.
A partir de la entrada en vigor el 30 de junio pasado del artículo de la reforma del Registro Civil referido al orden de los apellidos, los progenitores deben ponerse de acuerdo en el plazo de tres días y en caso de desacuerdo, el encargado del Registro Civil deberá decidir el orden pero no poniendo el del padre en primer lugar por defecto, como ocurría desde 1999, sino teniendo en cuenta el interés superior del menor.
Desde 1 cuando se permite inscribir al niño con el apellido de la madre en primer lugar, pero si los padres enviaban una solicitud al Juez encargado del Registro Civil y una declaración de mutuo acuerdo. En caso de no existir consenso, se daba preferencia por defecto al apellido paterno.
El último cambio operado para que no haya preferencia del apellido paterno no parece haber surtido todavía mucho efecto, ya que, se han inscrito más bebés con el apellido materno en los meses previos a la entrada en vigor de la nueva normativa. Así en junio, se inscribieron 320 niños con el apellido materno, de un total de 36.420 nacimientos (0,8%). En mayo, se inscribieron 298 de un total de 38.925 nacimientos (0,7%).
Un total de 17.643 niños españoles ya llevaban el apellido de su madre en primer lugar, según los datos de los principales Registros Civiles de toda España desde el año 2010. A estos habría que sumar los menores que lo llevan desde 1999.
Eso sí, la tendencia a anteponer el apellido materno sí ha sido creciente en los últimos siete años, según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press. Así, en 2010 fueron 1.546 los bebés inscritos con el apellido materno en primer lugar; en 2011, un total de 2.336; en 2012, 2.677; en 2013, 2.632; en 2014, 2.676; en 2015, 2.823; y en 2016, 2.953.El apellido paterno sigue siendo prioritario en todas las comunidades autónomas y provincias españolas.