Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Podemos predecir el futuro?

Bola de cristalcuatro.com

Un grupo de científicos ha realizado un estudio con sujetos de todo el mundo según el cual, nuestro cuerpo tiene la capacidad de predecir eventos fuera de lo normal. El estudio está compuesto por 26 pruebas distintas y los científicos comprobaban la actividad cerebral y el volumen sanguíneo entre otras reacciones.

Déjá vu, extraños escalofríos por la espalda o el pelo de punta en la nuca serían algunas de las formas que tiene nuestro cuerpo de avisarnos de que algo está a punto de suceder. Así lo han afirmado un grupo de científicos en un estudio que recogía el periódico científico 'Fronteras de la Percepción', y cuya noticia publicaba el Daily Mail.
El grupo de científicos que compiló el estudio estuvo formado por: Julia Mossbridge, de Illinois; Patrizio Tressoldi, de Italia y Jessica Utts, de la Universidad de California. Para la realización de dicho estudio se prepararon 26 tipos de test distintos.
La principal prueba consistía en mostrar a los sujetos imágenes aleatorias, algunas neutrales y otras intentando estimular. Los resultados mostraron que los sujetos podían reaccionar hasta diez segundos antes de ver la imagen, aumentando su reacción psicológica que se plasmaba en una dilatación de las pupilas, aumento del ritmo cardíaco, cambios en la actividad cerebral y aumento del volumen sanguíneo.
Los científicos explicaron que estas reacciones demostraban que el cuerpo puede sentir cuándo está a punto de suceder algo importante, aunque la persona no sea consciente de ello.
El descubrimiento ha provocado varias reacciones en la comunidad científica, algunos son escépticos en cuanto a la fiabilidad del estudio, y otros aseguran que esto no se trata de un poder sobrenatural, sino reacciones que responden a leyes científicas pero que aún no entendemos del todo.