Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las intensas precipitaciones se retiran mañana de Levante pero continúan en Cataluña y Baleares

La Nochebuena dejará pocas precipitaciones y el sol brillará en Navidad
Las precipitaciones intensas que se están produciendo desde el pasado viernes en el este de la Península y en general en el Mediterráneo irán remitiendo aunque este martes y miércoles aún podrá seguir lloviendo en Baleares, Cataluña y en otros puntos del este peninsular, tras los récord de los pasados días, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha destacado que este lunes y martes los modelos aún siguen pronosticando precipitaciones muy importantes tanto en Valencia como en Baleares y al tiempo que remitirán en Valencia comenzarán en Cataluña, donde no alcanzarán los volúmenes de días atrás.
De hecho, ha señalado a Europa Press que se han recogido cantidades de precipitación muy copiosas y que en algunos observatorios se han superado el récord mensual de precipitación para el mes de diciembre o bien, el histórico absoluto.
Así, ha precisado que entre los días 16, 17 y 18 de diciembre se han acumulado en Buñol 229,6 litros por metro cuadrado (l/m2); Murcia-San Javier, 224,1 l/m2; 223 l/m2 en Enguera Navalón (Valencia); 221,8 l/m2 en Cartagena; 199 l/m2 en Torrepacheco; en Carcaixent (Valencia), 196 l/m2; Barxs (Valencia), 193,6 l/m2; Alhama (Murcia), 186,6 l/m2; Ibiza, 135,8 l/m2; Porto Colón (Baleares), 128,8 l/m2; Alcoy, 127,6 l/m2; Valencia-aeropuerto 126,6 l/m2; Xátiva (Valencia), 109,8 l/m2.
"Para llegar a volúmenes acumulados por debajo de 100 l/m2 hay que pasar hasta 46 observatorios, hasta los 99 l/m2 de Albox (Almería)", ha comentado. También ha añadido que en Almería-aeropuerto se han recogido 88,7l/m2; 79,6 l/m2 en Roquetas de Mar (Almería) y 79 l/m2 en Ceuta. Se trata de cantidades "muy altas" en poco tiempo y esto, según la portavoz, no suele pasar en diciembre, sino que la época de lluvias en el Mediterráneo va de septiembre a noviembre. Este diciembre, por el contrario, ya van dos episodios de lluvias intensas.
EFEMÉRIDES
En cuanto a los récord de precipitaciones, ha informado de que este domingo en el observatorio de Alicante-aeropuerto se acumuló 44,9 l/m2, un récord para el mes de diciembre que supera los 40,9 l/m2 del 14 de diciembre de 1993, en ese observatorio cuyo máximo se alcanzó en el 19 de octubre de 1982, con 235 l/m2.
En Ibiza, este domingo se recogieron 75,9 l/m2, que supera la máxima mensual de 72,7 l/m2, del 2 de diciembre de 1998. Sin embargo, no llega al máximo del observatorio de 156,5 l/m2 del 17 de septiembre de 2005. En el Puerto de Palma de Mallorca, este domingo cayeron 72,4 l/m2, que supera los 50,2 l/m2 del 2 de diciembre de 1998, aunque no es el máximo absoluto del observatorio, que son 124,3 l/m2 del 4 de septiembre de 2015.
Por su parte, el observatorio de Murcia superó este domingo todos los registros, ya que acumuló 102,9 l/m2, que pasa del máximo mensual de 42,8 litros por metro cuadrado del 2 de diciembre de 1998, pero que también deja atrás los 99,1 l/m2 del 4 de noviembre de 1987.
La portavoz ha recordado que esta situación se debe a la borrasca situada al sur de la Península, con mucho viento y humedad y por la diferencia de presión con el viento del este muy húmedo. "Ha llovido sin parar porque había mucha humedad, junto con un núcleo aislado frío en los niveles altos de la atmósfera que ha provocado precipitaciones", ha comentado.
Respecto a la evolución, la portavoz prevé que este martes afectará al nordeste de Cataluña y Baleares, donde las precipitaciones serán localmente fuertes y persistentes y lloverá también, pero por otro frente, en Galicia, Cantábrico y Alto Ebro, así como también puede haber precipitaciones, más débiles, en el resto del tercio norte peninsular y entornos de los sistemas Central e Ibérico también puede haber precipitaciones débiles, así como en Melilla.
Asimismo, pueden registrarse precipitaciones en las islas Canarias de mayor relieve, mientras que en el resto del país, incluido Levante, los cielos estarán poco nubosos o con algún intervalo nuboso. También se esperan nieblas en los valles del Duero, Guadiana y Tajo y en zonas bajas de Huesca y Lérida.
La cota de nieve se situará entre los 700 y 900 metros de altura en el Cantábrico oriental y en Pirineos y entre 900 y 1.200 metros en el resto de la mitad norte y ligeramente más alta en el resto.
En cuanto a las temperaturas, Casals ha indicado que subirán en el tercio oriental de la Península y las nocturnas subirán en el tercio norte y descenderán en la mitad sur. Las heladas débiles se producirán en zonas altas del interior peninsular sobre todo en Pirineos y el viento soplará de norte fuerte, con rachas de muy fuerte en el Ampurdán, la desembocadura del Ebro y en Baleares.
EL MIÉRCOLES AFLOJA EL TEMPORAL
Ya el miércoles, prevé que las precipitaciones se mantendrán en el nordeste de Cataluña y en Baleares, donde también puede haber tormentas persistentes, sobre todo en Menorca y norte de Mallorca, mientras que en el área cantábrica los cielos seguirán muy nubosos y con precipitaciones que podrían ser fuertes por la mañana pero que disminuirán a lo largo del día.
Esas precipitaciones, según espera, también pueden producirse, pero más débiles en Galicia, Alto Ebro, norte y este de Castilla y León y en los sistemas central e ibérico. En Canarias tendrán el régimen habitual de alisios y cielos nubosos en el norte de las islas de mayor relieve y las nieblas matinales se mantendrán en los valles del Duero, Guadiana y Tajo.
La cota de nieve se situará entre 700 y 900 metros al principio del día en Pirineos y entre 1.100 y 1.400 en el resto de la mitad norte pero a lo largo del día irá subiendo la cota y no se prevén cambios significativos de las temperaturas, aunque habrá heladas intensas en zonas altas de la Península.
El viento seguirá siendo fuerte, con intervalos fuertes y de norte en el Ampurdán, desembocadura del Ebro, Pirineos y Baleares y, al principio, también puntos del Cantábrico oriental.
El jueves estará nuboso en Baleares, con precipitaciones y alguna tormenta que también puede afectar, de forma más débil y aislada al nordeste de Cataluña y Melilla. También se esperan lluvias débiles en el norte de Galicia que se pueden extender de forma más dispersa al resto de Galicia, Cantábrico, Navarra, mitad norte de Castilla y León y en el resto de la península, intervalo nubosos salvo en el cuadrante suroeste que estará poco nuboso.
Las precipitaciones serán de nieve a partir de 1.500 a 1.800 metros en la cordillera cantábrica y a 1.200 a 1.500 en el pirineo oriental. Habrá bancos de niebla probables en Galicia, meseta norte y Extremadura.
Ese día, las temperaturas diurnas subirán, excepto en la meseta norte y en las zonas bajas de la meseta sur y Canarias, donde permanecerán sin cambios. Las heladas se esperan en ambas mesetas y en el noroeste y podrán ser moderadas en zonas de montaña.
De cara al viernes, la víspera de Nochebuena, la portavoz ha indicado que podría haber alguna probabilidad de lluvia en Baleares, pero en todo el Mediterráneo y la meseta norte se esperan intervalos nubosos y quizá alguna lluvia débil en Galicia y en el Cantábrico, mientras en el resto del país habrá cielos nubosos. En Canarias seguirán como los días anteriores.
Por último, como adelanto de la Navidad, Casals espera que entre el 24 y el 27 de diciembre hay "algo de incertidumbre", pero parece que el día de Nochebuena podría llover al principio del día en Galicia y Cantábrico mientras que el resto de los días la situación tenderá a estabilizarse, de modo que, de momento ve poca probabilidad de precipitaciones durante la Nochebuena y la Navidad y las temperaturas subirán ligeramente hasta el 27 de diciembre.