Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia de la niña fallecida en Campillos no confirma la causa de la muerte

Hallan los cadáveres de un hombre y su hija en una vivienda en CampillosEfe

La autopsia practicada a la niña de seis años encontrada muerta el lunes en Campillos (Málaga) no ha podido concluir una causa del fallecimiento por lo que se está a la espera de que se lleven a cabo análisis químicos-toxicológicos; mientras que la necropsia realizada al cuerpo del padre sí confirma que murió por ahorcamiento, según han informado fuentes cercanas al caso. El funeral de la pequeña tendrá lugar este martes, previsiblemente a las 16.30 horas, mientras que el de su padre, encontrado ahorcado también en el inmueble, se celebrará a las 18.00 horas, según ha informado el alcalde de la localidad, Jesús Galeote.

Ambos exámenes forenses se han practicado este martes en el Instituto de Medicina Legal (IML), ubicado en la Ciudad de la Justicia. Según han indicado a Europa Press las mismas fuentes, en las próximas horas se enviarán muestras extraídas de la pequeña al Instituto de Toxicología de Sevilla y hasta que no estén los resultados de dichos análisis no se podrán determinar más aspectos de la muerte.
Los hechos sucedieron en la vivienda en la que residía el padre, en la barriada de Las Flores de Campillos. El suceso se conoció después de que un cuñado del hombre encontrara los cadáveres sobre las 08.45 horas cuando fue a recoger a la niña para llevarla al tren de vuelta a Mataró (Barcelona), donde vivía junto a su madre, tras pasar días de vacaciones con su padre, con motivo de la Semana Santa.
La pareja había vivido hace tiempo en Campillos, pero ahora estaban separados y la mujer no residía en dicha localidad. El hombre tenía una condena de seis meses de prisión del mes de diciembre pasado por violencia de género contra su expareja, aunque estaba suspendida. Había una prohibición de acercamiento y comunicación hacia su expareja durante dos años, pero no respecto a la menor.
El cuerpo del hombre, de 32 años, apareció ahorcado en la cimbra de la escalera de la vivienda y el de la pequeña, sobre una cama, presentando espuma en la boca.
El Ayuntamiento de este municipio de la comarca del Guadalteba decretó dos días de luto oficial por estos fallecimientos, este martes y el miércoles, en los que las banderas ondean a media asta.
Último adiós
Esta tarde se realizarán los funerales de ambos. Así, se dedicará un responso por la pequeña a las 16.30 horas en la iglesia Santa María del Reposo de la localidad y que, posteriormente, será incinerada, aunque en Campillos no hay crematorio, y trasladada a Mataró, donde reside con su madre y sus abuelos.
El regidor se ha mostrado de nuevo consternado por la muerte de la pequeña y por esta "desgracia" que ha sucedido este lunes en el municipio, de poco más de 8.600 habitantes y que se encuentra ubicado en la comarca de Guadalteba.
Cuestionado por la condena por violencia de género que tenía el padre de la menor, Galeote ha manifestado que desconocía tanto la medida de prisión como la orden de alejamiento de la madre adoptadas por el juzgado. "A nosotros no nos pusieron en alerta y en el pueblo no se ha escuchado nada, es una cosa muy privada", ha apostillado.
Ha precisado que esto último le ha pillado "totalmente de sorpresa" y que la Policía Local le ha precisado que "al parecer hubo un contratiempo entre él y la madre y que ella optó por irse a Mataró; e incluso la denuncia por ese contratiempo no se puso en Campillos".