Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jurado popular declara culpable al único acusado por el incendio de Poyatos (Cuenca)

El magistrado dicta prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado y anuncia que la pena mínima de prisión a imponerle será de diez años
Los nueve miembros del tribunal del jurado del juicio por el incendio de la localidad conquense de Poyatos ha emitido este miércoles un veredicto de culpabilidad, por unanimidad, sobre L.R.P., único acusado de un incendio forestal con peligro para la vida de las personas que en julio de 2009 arrasó más de 1.700 hectáreas en la Serranía de Cuenca.
El jurado considera culpable a L.R.P., de este incendio forestal acaecido el 21 de julio de 2009 y de la situación de riesgo que por dicho incendio existió para las personas y entiende que no procede indulto y que no existen suficientes pruebas que permitan exculparle.
El jurado popular ve probado que, sobre las 15.52 horas y "teniendo desde que salió de Tragacete la intención de quemar la finca El Valle", L.R.P. "prendió fuego al pastizal fino, ligero y muerto que existía en las inmediaciones para que el fuego se extendiese por la misma", regresando a continuación a su vehículo y marchándose a coger la leña que le había sido encargada, así como que prendió dicho fuego "cerca de la cadena que corta el paso a la finca".
Sobre la eventual petición de indulto y remisión condicional de la pena, se han pronunciado en sentido negativo por unanimidad.
Como elementos de convicción, los nueve jurados han atendido al testimonio de los dos principales testigos, que lo han situado en el lugar y hora "de inicio del incendio, coincidiendo con las investigaciones del SEPRONA", mostrándose "de acuerdo con sus conclusiones".
PRISIÓN PROVISIONAL
A instancias del Ministerio Fiscal, solicitud que ha concitado la adhesión del resto de acusaciones personadas, el magistrado de la Audiencia Provincial de Cuenca ha dictado prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado y ha anunciado que la pena mínima de prisión a imponerle en la sentencia que dictará próximamente será de diez años. La gravedad de la pena a imponer, ha apuntado, "incrementa considerablemente la posibilidad del riesgo de fuga".
Una vez conocido el veredicto del jurado popular, el Ministerio Fiscal ha rebajado su petición de pena de 18 a 15 años de prisión, manteniendo la petición de multa de 18 meses a razón de una cuota diaria de 10 euros y 4,2 millones de euros en concepto de responsabilidad civil, mientras que la representación legal de la familia propietaria de la finca El Valle ha mantenido la petición de 16 años de cárcel así como una multa de 24 meses a razón de 12 euros diarios.
Estima esta acusación que no solamente existe "riesgo claramente de fuga" al no tener "ningún arraigo", por lo que es "muy fácil que se vaya", sino que también existe "alarma social".
Por su parte, el letrado de la Junta de Comunidades modifica la petición de pena inicialmente formulada en su escrito de conclusiones en los mismos términos que el Ministerio Público, y el Ayuntamiento de Cuenca capital mantiene su petición de 15 años de prisión y una multa en concepto de responsabilidad civil de 20 meses a razón de 12 euros diarios.
A la espera de la notificación de la sentencia definitiva, la defensa de L.R.P., que se ha declarado inocente, ha anunciado recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, mostrándose "totalmente disconforme" con las penas solicitadas así como con la prisión provisional decretada, al entender que "tiene domicilio conocido, no existe riesgo de fuga" y lleva "más de 20 años residiendo en Tragacete".