Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo considera aptos para regular el tráfico a tres policías daltónicos

Una mujer poniéndose una lentillaGtresonline

El Tribunal Supremo ha considerado aptos para regular el tráfico a tres policías municipales daltónicos de la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio. El daltonismo provoca una alteración en la percepción de los colores y, en concreto, dificultad para percibir la franja rojo-verde. Sin embargo, el alto tribunal considera que con lentillas se puede mejorar la afección permitiéndoles realizar sus funciones.

El alto tribunal ha tenido en cuenta que la enfermedad provocaba a los tres agentes una "dificultad" para percibir el verde, pero no la imposibilidad de apreciarlo. "Se trata de una afección relativa que se mitiga con lentes de contacto con filtros cromáticos", indica en una sentencia hecha pública este viernes.
Los tres policías superaron el proceso selectivo convocado por el Ayuntamiento de Moraleja aunque, en el primer reconocimiento médico, la clínica responsable dudó de su aptitud en aplicación del Reglamento Marco de Organización de las Policías Locales de la Comunidad de Madrid, que contempla las discromatosias como causa de exclusión definitiva. Después de un segundo examen, se les declaró aptos.
La decisión fue recurrida por otros dos aspirantes al puesto que superaron las pruebas selectivas pero no obtuvieron plaza. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid les dio la razón en una sentencia que ahora queda anulada.
El Supremo destaca que las normas sobre exclusiones no impiden el uso de correcciones en casos de agudeza visual. También destaca que hay que tener en cuenta en grado de gravedad de la dolencia y que, en este caso, no se ha establecido que sea de tal naturaleza que les impida desempeñar sus funciones.
"Los certificados que aportan y el hecho de que con las lentes que incorporan filtros cromáticos tiene una visión normal, conducen a entender que no es obstáculo", agrega el alto tribunal.