Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía de Seattle mata a disparos a una mujer embarazada

La policía de Seattle mata a disparos a una mujer embarazadaFacebook

La policía de Seattle (Estados Unidos) ha abatido a tiros a una mujer embarazada después de que fueron avisados de que estaba intentando robar y ésta les mostrara un cuchillo. La familia de la joven, de origen afroamericano, cree que la raza ha jugado un papel fundamental en su muerte, que está siendo investigada por la policía.

Dos oficiales de policía de Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington, han matado a una mujer embarazada después de que fueran avisados de un intento de robo y ésta les mostrara un cuchillo.
Charleen Lyles de 30 años, de origen afroamericano, fallecía al instante por los disparos de la policía. Según informa NY Daily, la familia cree que la raza “jugó un papel muy importante en su muerte”.
“Los agentes realizaron de inmediato los primeros auxilios hasta que llegaron los servicios de emergencia, pero solo pudieron declarar su fallecimiento”, ha declarado el policía Mark Jamieson.
La familia ha confirmado que la joven sufría problemas mentales desde hacía varios años.
El alcalde de la ciudad ha prometido a la familia que abrirá una investigación para que se esclarezcan los hechos: “El incidente es una tragedia para todos los involucrados. Mis pensamientos están con las personas afectadas, entre ellos los tres niños y los oficiales que intervinieron”, ha dicho Ed Murray en un comunicado.