Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Superpolicía para los Juegos Olímpicos

Superpolicía para los Juegos OlímpicosNoticias Cuatro

Un hombre intentó secuestrar a todo un edificio lleno

Cada vez queda menos para los Juegos Olímpicos de Londres. Tanta es la expectación que la policía londinense se está preparando para lo que pueda pasar. Tal es así, que ya ha tenido lugar una dramática escena, un anticipo de lo que se puede esperar de este verano. Un hombre, Michael Green de Hemel Hempstead, amenazó con explotar un edificio de oficinas ocupado.
Los francotiradores, los escuadrones de desactivación de bombas nucleares, los especialistas en guerra biológica y química y decenas de policías armados fueron enviados al edificio situado en una de las calles más transitadas de la ciudad, Tottenham Court Road. Las estaciones de metro fueron cerradas, las calles bloqueadas y miles de personas fueron evacuadas, mientras que otros quedaron atrapados.
Durante tres horas, los negociadores hablaron con el hombre que llevaba botes atados de gasolina a su cuerpo y no dejaba de gritar que iba a "volar a todo el mundo".
Los miembros de la unidad CO19 de la Policía Metropolitana de armas de fuego cubrieron las ventanas y las entradas con sus armas, mientras que otros entraron de forma encubierta. Además, soldados de las fuerzas especiales, incluyendo el SAS, se habían puesto en alerta y los miembros de la energía nuclear de la RAF, el grupo de la guerra biológica y química, fueron enviados a la escena.
El comandante de la Policía, Chishty Mak, afirmó que el hombre salió del edificio y fue arrestado a las tres de la mañana y que se encuentra bajo custodia policial.