Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La playa, una aliada para reducir los efectos de las alergias primaverales

Con el calor y la escasez de lluvias, el polen que producen algunas plantas en primavera forma el cóctel perfecto para complicar la vida a los alérgicos. La mayor concentración de polen está este año en Extremadura, Madrid, Castilla La Mancha y Andalucía. Algunos trucos para disminuir los efectos de la alergia: evitar el campo, llevar gafas de sol, las ventanillas del coche cerradas… y huir a la playa, ya que la brisa del mar dispersa el polen y podremos respirar mejor.