Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 25% de niños españoles son pobres, cifra que sube al 34% entre los hijos de inmigrantes

En el filo de la pobreza.cuatro.com

Destaca la situación "extrema" que viven muchos pequeños de origen extranjero

El 25% de los menores de 16 años vive bajo el umbral de la pobreza en España, una cifra que se agudiza en nueve puntos en el caso de los hijos de inmigrantes, según un informe presentado este viernes por UNICEF y la Fundació Pere Tarrés.
Los datos de la pobreza infantil severa alcanzan el 15,6% entre los niños extranjeros, mientras que la cifra se reduce al 6% en el caso de los menores autóctonos, según ha explicado en rueda de prensa una de las autoras del informe, Violeta Quiroga.
El informe, bajo el título 'Abriendo ventanas: infancia, adolescencia y familias inmigradas en situaciones de riesgo social', destaca la situación "extrema" que viven muchos pequeños de origen extranjero que ven como sus padres no pueden cubrir sus necesidades básicas y que van a la escuela sin desayunar y sin ducharse porqué no tienen comida ni agua en casa.  
"Reclamamos que la infancia sea una de las prioridades de la agenda política", ha avanzado el presidente de UNICEF Cataluña, Pablo Giménez-Salinas, que también ha denunciado que los derechos básicos de los menores inmigrantes están en peligro debido a la crisis y los recortes.
De hecho, el informe pone de manifiesto los problemas que encuentran muchos inmigrantes a la hora de empadronar a sus hijos ya que muchos ayuntamientos "les ponen dificultades", según ha denunciado Quiroga, que ha añadido que también hay extranjeros a quiénes se les retira la tarjeta sanitaria por falta de documentación.
Más fracaso escolar
Según ha destacado Quiroga, los niños nacidos en el extranjero tienen un 30% de fracaso escolar, algo que ha atribuido a "la incomprensión de las familias y los colegios" y que repercute más tarde en la perpetuación de la pobreza en la edad adulta debido a la baja calificación educativa.
El ámbito escolar es precisamente uno de los temas que más preocupa a los autores del informe, pues estos niños que viven bajo el umbral de la pobreza no disponen de lugares de estudio adecuados debido a que sus familias acostumbran a vivir en habitaciones de pisos compartidos con otras personas.
"Muchas escuelas se han convertido en guetos donde la mayoría de jóvenes inmigrantes pasan más horas expulsados de las escuelas que dentro de las aulas", ha explicado Quiroga, que ha reclamado la redistribución de los alumnos extranjeros.
Además, las largas jornadas y las duras condiciones laborales de los padres inmigrantes han generado un nuevo fenómeno conocido como "niños de la llave", pequeños de 8 a 10 años que salen de la escuela con las llaves de casa, donde estarán solos durante horas hasta que sus padres lleguen de trabajar.
Según recoge el informe, estos niños y jóvenes castigados por la pobreza tampoco tienen recursos para sus demandas de ocio, por lo que su tiempo libre se traduce en "la calle, los bancos, fumar porros y beber", algo que fomenta las bandas juveniles.