Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sanidad privada lanza una plataforma para optimizar sus procesos de interoperabilidad tecnológica

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), que integra a la mayoría de empresas del sector sanitario privado en España, ha presentado su plataforma 'Mi e-Salud' con la que pretenden optimizar los procesos de interoperabilidad de sus sistemas tecnológicos.
El objetivo, según ha explicado el presidente de esta entidad, Adolfo Fernández-Valmayor, durante una jornada celebrada este viernes, busca generar un sistema sanitario integrado en la que "el paciente pueda transitar con absoluta libertad en cualquier entorno y pueda disponer de la información clínica completa en cualquier lugar, siendo todo ello accesible para el profesional sanitario de una forma ágil y segura".
La integración de los sistemas tecnológicos juega un papel importante en la seguridad del paciente y, además, va a suponer un desahogo en el consumo de recursos sanitarios (evitando duplicidades y redundancias de consultas y pruebas diagnósticas) facilitando la precisión en el seguimiento de los pacientes, reduciendo los errores médicos y, por lo tanto, mejorando los resultados de salud bajo un prima de eficiencia.
Para ello, la plataforma incorpora una 'app' a través de la cual el paciente puede compartir con el médico o el profesional sanitario su información de salud custodiada en cualquier centro sanitario adscrito al proyecto, independientemente de su titularidad.
DEBE AUTORIZAR AL PROFESIONAL A VER SUS DATOS
Según Manuel Vilches, director general de IDIS, el paciente accede desde su 'hardware' y le permite compartir su información clínica de una forma selectiva y segura una vez que "tiene que dar autorización para que el profesional pueda ver sus datos clínicos".
El funcionamiento de la plataforma es sencillo, ya que el paciente recibe en su dispositivo los informes clínicos propios procedentes de las diferentes organizaciones sanitarias en las que ha sido atendido. Tras esto, descarga los que desee visualizar y el profesional le solicita la información que desea consultar.
Con posterioridad, el paciente comparte el informe o los informes con el profesional y éste visualiza la información autorizada. "Es importante destacar que los datos del individuo no salen ni son almacenados en otro sitio que no sea su propio lugar de origen, por lo que no se plantean problemas de seguridad ni de protección de datos: es el propio paciente el que autoriza la visualización de sus datos por parte del profesional sanitario", ha explicado Vilches.
REQUISITOS PARA INCORPORARSE AL MODELO
La incorporación de una entidad al modelo requiere disponer de los informes de los pacientes en formato electrónico, de un sistema de identificación unívoco de paciente, de un sistema con acceso a Internet y debe también permitir la recuperación telemática de la información. Por el momento, han participado dos grupos hospitalarios en el proyecto y se espera alinearlo con otras experiencias desarrolladas en Europa y Estados Unidos.
"Desde la Fundación IDIS impulsamos iniciativas como esta de la interoperabilidad que permite a nuestro sistema situarse entre los más avanzados del mundo", según ha destacado Luis Mayero, secretario general de IDIS.
Por ello, ha añadido, esta plataforma abre "múltiples oportunidades" para toda la cadena de valor, desde pacientes, profesionales y gestores sanitarios hasta empresas y administraciones.