Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

10 planes para hacer con niños este verano

10 planes para hacer con niños este veranoInformativos Telecinco/ Agencias

Divertidas actividades para que los más pequeños de la familia puedan disfrutar este verano y así no se queden en casa. Planes que se han puesto muy de moda y suponen un gran atractivo para los niños.

1. Adentrarse en la vida adulta en Micropolix
Se trata de una ciudad de 9.000 metros cuadrados en la que los niños pueden desarrollar diferentes actividades relacionadas con la profesión que elijan y ganar dinero. La remuneración es en "eurix", la moneda oficial de Micropolix que podrán gestionar a su antojo por la ciudad. Una manera de que los niños se sientan adultos por un día y aprendan a valorar el dinero y a gestionarlo. Esta peculiar ciudad se encuentra en San Sebastián de los Reyes y todas sus actividades están supervisadas por monitores.
2. Bañarse con leones marinos
En Benalmádena, en el parque Selwo Marina Delfinarium los niños pueden nadar junto a leones marinos durante media hora. Cada sesión empieza con una charla educativa y un estudio de la anatomía del León Marino, después se tiene un contacto directo con el animal en el agua. Este baño tiene lugar en una piscina de agua salada y para participar solo se necesita tener más de 7 años y saber nadar.
3. Trepar por los árboles
Los parques multiaventura son un plan ideal para pasar un día en familia. Parques como "Aventura Amazonia" permiten realizar diferentes circuitos por los árboles, que varían según su dificultad. Escalada, tirolinas y todo tipo de pruebas son los elementos que componen estos circuitos y que hay que ir superando desde las copas de los árboles.
4. Excursión en burro
No hay forma más original de recorrer la sierra madrileña con los más pequeños que subidos a un burro. El hotel Los Cerezos ofrece diferentes rutas a lomos de este animal, trayectos que van desde una hora hasta todo un día de excursión. Disponen de más de cuarenta burros y es una forma diferentes de conoces parajes naturales como la cascada del nacimiento del Río Duratón, la Dehesa Boyal de Somosierra o las cuevas de Prádena en Segovia.
5. Parque láser
Actividades como el paintball se han puesto muy de moda y suponen un gran atractivo para los más pequeños. Una manera de poder vivir esta experiencia pero sin que los niños reciban el golpe de las bolas de pintura, es jugar con pistolas láser. Son varios los lugares en los que poder practicar esta actividad, que cuenta tanto con zonas exteriores como interiores. Una forma de poner a prueba su estrategia, cooperación y compañerismo. Además, al terminar te llevas impresos los resultados para poder compararlos con tus amigos.
6. Tomatina infantil
La popular fiesta de la tomatina en Buñol también tiene su versión infantil desde hace tres años. En la plaza principal, durante la celebración se hace una gran quedada de niños con más de 6.000 kilos de tomates. Los más pequeños pueden jugar igual que sus padres en un ambiente protegido, lanzando tomates y viéndose totalmente pintados de rojo.
7. Piscinas naturales
Para aquellas ciudades que no tienen playa pasar el día en una piscina natural es una gran alternativa. Con la llegada del verano y las vacaciones de los niños, no hay lugar en el que disfruten más que metidos en el agua. Un plan con el que disfrutaran todos los miembros de la familia es ir de picnic a un río o piscina natural. En el caso de Madrid podemos ir al Pantano de San Juan, las presillas de Rascafría, la Charca Verde o el río Alberche. Además algunas de ellas tienen canoas para alquilar.
8. Patinar en familia
Una manera de evitar las altas temperaturas que hace en la calle y divertirse es optar por actividades cubiertas. "Rolling dance & burguer" es una gran pista de patinaje situada en el barrio de Chamartín (Madrid). Patinar sobre ruedas al ritmo de la música de Dj's y disfrutar de una hamburguesa al terminar, es una forma de teletransportarse a América sin hacer las maletas.
9. Vida rural
Después de pasar gran parte del año en la ciudad, no hay mejor forma de desconectar que irse unos días al campo. Alojamientos rurales como Casas de Aldea Prieto es una forma de que los niños entre en contacto con la naturaleza, se sientan libres y al mismo tiempo conozcan a los animales de su granja. Este refugio rural está situado en Santa Marina y en Cortes, un pueblo montañoso del concejo de Quirós, en la zona central-sur del Principado de Asturias.
10. Campamentos originales
Año tras año los campamentos siguen siendo una buena opción para que los niños disfruten parte de sus vacaciones y no se queden en casa. Con el tiempo han ido evolucionando y ahora podemos encontrar campamentos para todos los gustos y que se amolden a las pasiones de cada niño. Campamentos tecnológicos, para adentrarse en la robótica, campamentos para pequeños cocineros, especializados en música o incluso centrados en la magia del circo.