Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exitoso negocio de pizza coordinado por seis chicos con Síndrome de Down

El exitoso negocio de pizza coordinado por seis chicos con Síndrome de Downcuatro.com

Sus nombres son Mateo, Leandro, Mauricio, Tomy, Pablo y Franco. El más pequeño tiene 19 años y el mayor, 42. Todos ellos tienen algo en común: son excelentes pizzeros y tienen Síndrome de Down. A mediados de julio 'Los Perejiles' tuvieron su primer encargo y en tan sólo dos meses ya llevan 29. ¿Su trabajo? Preparan pizzas en el domicilio del cliente.

Hace unos meses se conocieron en el taller 'Sumando', un "espacio abierto de recreación, integridad, y entretenimiento", asegura Leandro López, el profesor de educación física y psicomotricista que, junto con Kevin Degirmenci, tuvo la idea de formarles para darles una salida laboral. Según informa el diario Clarín, se lo propuso a los padres de los seis.
A partir de ahí, con mucho esfuerzo, crearon la pyme 'Los Perejiles Eventos', coordinada por Mateo, Leandro, Mauricio, Tomy, Pablo y Franco. "Se comenzó a gestar cuando les planteamos a los padres el problema del trabajo, ya que los chicos estaban yendo a un colegio especial donde los forman en distintos oficios", explicó Leandro. 
Esta empresa dio un giro de 360 grados a sus vidas. "En el taller tenemos chicos que no sabían hacerse ni un sandwich para merendar, cruzar la calle o hacer los quehaceres domésticos. Y todo cambió", añade. 
Su monitor se acaba de sacar un título de Maestro Pastelero, por lo que decidieron que la cocina sería el centro de todo. La estrella: la pizza. A Mateo le acababan de dar el título de Pizzero, pero el resto no sabía nada del tema. Pero se pusieron a aprender y de ese modo nació 'Los Perejiles'.
Su servicio de 'pizza party' está perfectamente organizado. Ellos llevan a la casa del cliente su propio horno, así como los utensilios de cocina. Y antes de ir, ya tienen asignado cada uno el papel que desempeñarán. 
El 16 de julio tuvieron su primer "evento" y, desde entonces, ya llevan 29. Por ahora, distribuyen en la capital federal de Buenos Aires y en el norte de la ciudad. En su página de Facebook, que roza los 12.000 seguidores, especifican que, para encargos en otras zonas, el precio es algo mayor. Y ya se están planteando ampliar su radio de acción hacia el sur y el oeste. 
Algunos alaban su fuerza de voluntad y su espíritu de superación. Otros, directamente, les dejan mensajes como "¡Excelente servicio! ¡Riquísimas las pizzas! Vale la pena contratarlos. ¡Lo pasamos bárbaro!". No hay duda, estos chicos llegarán muy lejos.