Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 195.000 personas se beneficiaron en 2015 de los 188 proyectos de la ONG Entreculturas

Un total de 195.485 personas se han beneficiado en 2015 de los proyectos y ayudas de la ONG Entreculturas para la educación y el desarrollo, según ha explicado la organización durante la presentación este martes, 27 de septiembre, del informe anual 2015.
Durante el acto celebrado este martes 27 de septiembre, en el que también se ha presentado la nueva sede de la organización, Entreculturas ha mostrado junto a Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) los proyectos que llevan de forma conjunta en varios países del mundo. Así, las organizaciones han promovido en 2015 un total de 188 proyectos en países de América, África, Asia y Oriente Medio.
El director general de Entreculturas, Daniel Villanueva, señaló que en 2015 han seguido siendo "fieles" a su identidad como una "herramienta" que cree una sociedad "más justa" que apuesta por la "educación transformadora". "La educación es la herramienta más potente para cambiar la sociedad", subrayó.
Asimismo, Villanueva explicó que Entreculturas es una "bisagra" que vincula personas e instituciones y cuyo trabajo es poner por delante los rostros a los números. "Hemos trabajado en 27 proyectos más que en 2014: de 161 a 188 y abierto nuevos proyectos en Nepal y Líbano", indicó.
Por su parte, el director ejecutivo de Entreculturas, Ramón Almansa, señaló los diferentes convenios que lleva a cabo la organización con otras compañías como INDITEX o la Fundación Telefónica. Asimismo, entre los resultados obtenidos en 2015 la ONG, Almansa señaló que los ingresos han aumentado en un millón de euros en comparación con 2014.
Así, el mayor porcentaje de ingresos por parte de socios y empresas va destinado a proyectos de cooperación (77,3%) y de sensibilización (12,2%). Durante el evento, Almansa agradeció el papel de los colaboradores que permiten la realización de programas como VOLPA, en el que voluntarios internacionales viajan "de forma desinteresada" para ayudar en otros países.
La Memoria Anual recoge que en 2015 la ONG contó con 587 voluntarios y colaboradores, 38 voluntarios internacionales, y con una base social de 56.841 personas. Asimismo, ha trabajado en 825 centros educativos de todo el mundo.
Además, con el compromiso que mantiene Entreculturas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la ONG alcanzó 27.750 firmas para que la delegación española recordara la educación como un pilar fundamental entre los compromisos de desarrollo.
LA EDUCACIÓN GENERA SEGURIDAD
Durante la presentación de la Memoria 2015 participaron colaboradores que se encuentran en varios países en los que se desarrollan proyectos de actuación. Así, el coordinador de Educación del Servicio Jesuita a Refugiados en Maban (Sudán del Sur), Álvar Sánchez, explicó que la colaboración entre ambas organizaciones hace posible llevar a cabo estas iniciativas.
"La educación genera la seguridad que nos permite ver en el otro no una amenaza sino una posibilidad y ver la posibilidad es un logro y no de un fracaso. Trabajar por la educación es trabajar por la paz", explicó.
La responsable de Proyectos Entreculturas en Haití, Gemma López, NARRÓ la historia de una niña haitiana que logró ir a la escuela tras el terremoto que sacudió el país con la iniciativa 'La luz de las niñas' que pretende dar una educación a estas menores en riesgo de vulnerabilidad.
Mientras, la coordinadora de Ciudadanía Global de Entreculturas, Irene Ortega, contó la historia de niños con los que colaboran en España y en el extranjero. "Para enfrentar la violencia y el aumento de la movilidad humana es necesario que más personas se comprometan en la construcción de un mundo más justo, comprendiendo cómo funciona y cultivando la educación", indicó.
En cuanto a los retos que debe afrontar la ONG para el futuro, Daniel Villanueva subrayó el momento de cambio institucional que se está produciendo dentro de Entreculturas; el proceso de articulación del sector social dentro de las diferentes organizaciones que la componen; la creación de nuevos dinamismos entre las redes internacionales y el inicio del despliegue de nuevas prioridades como la innovación, internacionalización y la ayuda humanitaria.