Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de cada cinco personas que acuden al programa de empleo de Cáritas son españoles

El presidente de Cáritas Española, Sebastián Moracuatro.com

El 68% de los que acudieron en 2011 eran mujeres frente al 32% de hombres

El 60,8% tenía una edad entre los 25 y los 45 años

Dos de cada cinco personas que acudieron al programa de empleo de Cáritas Española en 2011, eran españoles, casi un 14 por ciento más que en 2009, hasta alcanzar las 31.527 personas de las 80.417 que este programa atendió, según la Memoria de Cáritas con el empleo 2011. Además, el 68 por ciento de los que acudieron eran mujeres frente al 32 por ciento de hombres.
El coordinador del equipo de Migración, Empleo y Comercio Justo de Cáritas, Félix Miguel Sánchez, ha explicado que este aumento se debe a que la crisis va afectando cada vez a más personas. "Hace dos años eran un 25 por ciento, avisamos que la crisis empieza por los más débiles, pero cada vez hay mas débiles", ha indicado.
Además, el estudio revela que el 68 por ciento de los que acudieron eran mujeres frente al 32 por ciento de hombres, que un 60,8 por ciento eran inmigrantes y que el 60,8 por ciento tenía una edad entre los 25 y los 45 años. Asimismo, algo más de la mitad de las personas atendidas tenían una formación básica (estudios primarios).
Sánchez ha apuntado que el hecho de que el porcentaje de mujeres duplique el de hombres puede deberse a factores sociológicos o psicológicos o también al "componente de género" que históricamente tienen algunos puestos de trabajo como el de empleada del hogar, un trabajo que se requiere en muchas de las ofertas que gestiona Cáritas.
Además, ha explicado que de los más de 80.000 parados que acudieron a Cáritas en 2011 para encontrar trabajo --unos 3.500 menos que en 2010--, 13.148 ya han encontrado trabajo y, aunque ha admitido que no es una cifra muy alta, considera que es una muestra de que con "compromiso" se puede conseguir ayudar a la gente a encontrar un empleo.
En cuanto al impacto de las reformas del Gobierno, el secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, ha subrayado que, ante la crisis, hay que hacer un esfuerzo de "austeridad" pero ha puntualizado que lo que les preocupa es "dónde se hacen esas reformas".
En este sentido, ha criticado la reducción en cooperación internacional, la disminución del plan concertado que prevé atender en 2012 a 3,4 millones de personas frente a las 6,7 millones de 2011, y la reducción a "cero" del presupuesto para los programas de integración de inmigrantes.
Mora ha señalado que, en un momento de "mucha complejidad", en que la pobreza cada vez es "más intensa y más crónica", y en el que "parece que el desempleo seguirá aumentando y las políticas sociales decreciendo", se debe poner a los colectivos más débiles "en el centro de las preocupaciones éticas y políticas".
"Las personas pobres no son un sumatorio de problemas, de personas que dan complicaciones. Por severos que sean las situaciones que padecen, son personas dotadas de dignidad inviolable, tengan o no tengan papeles, sean jóvenes o mayores, vivan en España o en el Sahel", ha remarcado.
Por ello, y ante la convicción de que se puede hacer "mucho más de lo que ya se hace", actuando siempre con "austeridad", ha hecho un llamamiento a los empresarios, a los encargados de definir las políticas públicas y a la ciudadanía en general a que se "comprometan" sin perder la perspectiva de la dignidad de las personas.
En cualquier caso, ha recordado que Cáritas atenderá siempre a todas las personas que lo necesiten y ha recuperado las palabras que pronunció el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, para remarcar que "la Iglesia cuando atiende en su dimensión caritativa ni pide la partida de bautismo ni los papeles".