Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos los propietarios de dos perros que causaron lesiones graves a cuatro personas

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación dirigida a esclarecer las circunstancias relacionadas con la agresión de dos perros -de razas potencialmente peligrosas- a varias personas en la pedanía murciana de Sangonera la Seca, que se ha saldado con la detención de dos personas a las que se les atribuye la presunta autoría de delito de lesiones por imprudencia grave.

La investigación se inició el pasado jueves cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de las lesiones sufridas por cuatro vecinos de la pedanía murciana por el ataque de dos perros en la vía pública, según han informado fuentes del Instituto Armado en un comunicado.
Las víctimas fueron atendidas por servicios sanitarios de urgencia a causa de las heridas causadas por la mordedura de los canes, cuya gravedad, en dos de los casos, ha requerido su ingreso hospitalario para la práctica de intervenciones quirúrgicas. Una de las víctimas permanece aún ingresada en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.
Así, las pesquisas practicadas por la Benemérita, en colaboración con la Policía Local de Murcia, han resultado positivas con la identificación de los dueños de los animales -un hombre y una mujer, ambos de 28 años de edad, matrimonio y vecinos de la localidad- que aparecen registrados en las cartillas sanitarias de los animales, como titulares, respectivamente, de cada uno de los perros que causaron las lesiones y que, además, carecen de la documentación que ampara la legal tenencia de perros de razas potencialmente peligrosas.
La Guardia Civil ha detenido a estas dos personas a las que se les atribuye la presunta autoría de delito de imprudencia grave al no garantizar las medidas de seguridad en la custodia de los animales que causaron las lesiones y han quedado en libertad a disposición de la autoridad judicial.
Asimismo, los perros han ingresado en cuarentena en el Centro Municipal de Zoonosis de Murcia, ubicado en La Albatalía, en tanto se les realizan los oportunos exámenes veterinarios. Los detenidos, las diligencias instruidas y los canes que causaron las lesiones han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número siete de Murcia.