Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo perjudica el 'smartphone' a la vista de los niños?

Niños con smartphoneGtress

Un estudio de unos científicos coreanos ha descado que el síndrome del ojo seco se está generando en los más pequeños por el uso abusivo de las pantallas de los 'smartphone'. Una enfermedad que se suele detectar en las personas mayores y que ahora está surgiendo en aquellos jóvenes y niños que usan los teléfonos moviles durante una media de 3,2 horas al día. 

Cada vez es más habitual ver a niños estar durante muchas horas ante un teléfono móvil, una afición que no es muy saludable para los más pequeños y que puede afectar gravemente a la salud de sus ojos a lo largo de los años. Por ello, para ver cuáles son los problemas que se pueden generar, unos científicos coreanos han realizado un estudio donde explican al detalle todas las enfermedades que pueden surgir.
La investigación ha sido publicada en la revista BMC Ophthalmology, donde se explica que la adicción de los jóvenes a las pantallas de los 'smartphone' puede provocar el síndrome del ojo seco. Esta enfermedad se presenta en el cuerpo cuando no se producen suficientes lágrimas, lo que provoca que los ojos se enrojezcan y se irriten como si les hubiese entrado algo en el interior. 
Por lo general, es una enfermedad que se suele diagnosticar en personas mayores, pero cada vez es más común detectar este problema en jóvenes e, incluso, en niños. Las pantallas de los móviles son la principal razón por la que se genera este síndrome, pues cuando miramos fijamente a la pantalla parpadeamos menos y las lágrimas lavan el ojo menos de lo necesario, como resultado de lo cual el ojo se seca. 
Por ello, los científicos han estudiado las condiciones oftalmológicas de 916 niños y niñas coranos de entre 7 y 12 años. Primero los oftalmólogos calificaron su visión y encontraron que el 6,6% de los niños sufrían el síndrome del ojo seco. Una cifra bastante elevada si se tiene en cuenta que no es una enfermedad común entre los más pequeños y que se ha generado porque todos usaban teléfonos inteligentes durante una media de 3,2 horas al día. Sin embargo, los chicos sanos suelen usarlo durante sólo 37 minutos darios.
Finalmente, los científicos calmaron a todos los padres al señalar que cuando los niños que presentaban el síndrome del ojo seco dejaron de usar 'smartphone' durante al menos un mes, los síntomas de la enfermedad desaparecieron prácticamente.