Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 100.000 peregrinos asisten a la canonización de Teresa de Calcuta

Canonización Madre Teresa de Calcutacuatro.com
Más de 100.000 peregrinos se concentran en las calles de Roma y la Plaza de San Pedro para seguir en directo la ceremonia que convertirá a la Madre de Teresa, fundadora de las Misioneras de la Caridad, santa de la Iglesia Católica y que ha dado comienzo en la plaza de San Pedro este domingo a las 10.25 horas.
Concretamente, los fieles se han congregado en la Plaza de San Pedro así como en Via de la Conciliacion, los puentes de San Angelo y Vittorio Manuele y Plaza de Risorgimiento, donde se han instalado pantallas gigantes para facilitar el seguimiento del acto.
Desde la Plaza de San Pedro también siguen la ceremonia varias delegaciones oficiales, entre las que destaca la española encabezada por la Reina Sofía. Asimismo, de la delegación italiana están presentes el primer ministro, Matteo Renzi, y el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarela.
El acto ha comenzará con el canto de la Letanía de los Santos y, a continuación, el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, hace tres peticiones al Pontífice para que inscriba a la beata Madre Teresa de Calcuta en el libro de los Santos. Primero lo pide con "gran fuerza", una vez más con "mayor fuerza" y, por último, con "grandísima fuerza".
A continuación, el Santo Padre ejercerá toda su autoridad como cabeza de la Iglesia universal a través de una oración: "En honor de la Santísima Trinidad, por la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo y de los santos apóstoles Pedro y Pablo, después de haber reflexionado largamente e invocado la ayuda divina y escuchando el parecer de muchos de nuestros hermanos obispos, declaramos santos a Juan XXIII y a Juan Pablo II".
Francisco continuará diciendo que les inscriben en el libro de los Santos y que establecen que sean venerados por toda la Iglesia. Y concluirá: "En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".
Después, se llevarán hasta el altar los relicarios que contienen las reliquias de la Madre Teresa. Tras la procesión, el cardenal Amato mostrará su agradecimiento al Papa Francisco por la canonización, se cantará el Gloria y se escucharán las lecturas correspondientes al segundo domingo de Pascua. Además, debido a la solemnidad de la celebración, el Evangelio será cantado en latín y griego.
Los tapices de la futura santa cuelgan en la fachada del Vaticano. Para que los peregrinos puedan seguir la ceremonia, la organización ha habilitado sillas. La Guardia Suiza y la Gendarmería vaticana han dejado pasar en grupos a los peregrinos provenientes de todo el mundo para que puedan tomar asiento. Miles de peregrinos siguen la ceremonia de pie.