Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peregrinaje de 170 kilómetros de un lince entre Doñana y Portugal confirma conexión entre poblaciones de ambos países

El desplazamiento de 170 kilómetros llevado a cabo por 'Mundo', un ejemplar de lince ibérico situado por última vez en noviembre de 2016 en la población de Doñana-Aljarafe hasta su reciente detección en un territorio cercano al río Guadiana, en el núcleo de Portugal, evidencia, según los expertos, un cauce de conexión efectiva entre ambas zonas linceras.
Según los datos del proyecto LIFE+Iberlince consultados por Europa Press, el lince fue detectado por los técnicos del equipo de seguimiento del Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas (ICNF) de Portugal e identificado gracias a su patrón de pelaje individual.
Así, 'Mundo' viajó al norte hasta una zona del municipio luso de Serpa. Este macho, que nació en el campo, no fue marcado con collar radioemisor y tiene dos años de edad, encontró a la hembra 'Malva' en Portugal, reintroducida en 2016 en el valle del Guadiana tras ser liberada en el municipio de Mértola y rutinariamente monitorizada por técnicos y vigilantes de la naturaleza del ICNF.
Esta hembra, ahora confirmada como reproductora, permanece desde marzo estabilizada en un territorio tranquilo situado cerca del río Guadiana, en Serpa, y se mantiene junto a sus cachorros. Los restos encontrados en el campo y la fotodetección indican que el macho se mantiene junto a esta hembra, por lo que es altamente probable que sea el progenitor de la nueva camada, la primera en ser detectada en 2017.