Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El este peninsular sufrirá esta semana lluvias persistentes y habrá temperaturas variables pero normales para la época

Las precipitaciones serán persistentes durante esta semana en todo el este de la Península y se esperan fuertes vientos en el mar de Alborán y en el Estrecho, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Mientras, las temperaturas experimentarán variaciones a lo largo de la semana, pero se situarán en los registros normales de esta época del año.
En declaraciones a Europa Press, la portavoz de la AEMET, Ana Casals ha explicado que las lluvias que se prevén para esta semana estarán causadas por una masa de aire frío que se ha instalado en el Mediterráneo. Asimismo, añade que no se esperan fenómenos de 'gota fría' pero avisa de fuertes precipitaciones en zonas locales del sureste peninsular.
De este modo, para la jornada del martes, se esperan intervalos nubosos en el área mediterránea y chubascos y tormentas en Baleares, en la zona de Levante y al sur de Cataluña. Además, Casals afirma que podrían ser localmente fuertes al sur de la Comunidad Valenciana y en la isla de Ibiza. Igualmente, las lluvias podrían ser probables en el norte de Galicia y en el área cantábrica.
Mientras, las temperaturas ascenderán en el nordeste peninsular y en el tercio occidental de la Península, siendo significativas en la zona gallega de las Rías Bajas. En el resto del territorio, se esperan pocos cambios. Además, los vientos soplarán de componente este en el Estrecho y se esperan rachas fuertes.
Con respecto a la jornada del miércoles, se prevén de nuevo intervalos nubosos en buena parte del área mediterránea y precipitaciones en el extremo sudeste peninsular, en Ceuta, Melilla y Baleares. Asimismo, las lluvias podrían ser localmente fuertes en puntos del sur de la Comunidad Valenciana y existe posibilidad de lluvias en el Cantábrico.
Además, las temperaturas descenderán en el cuadrante sureste y subirán en el noroeste, especialmente en el alto Ebro y en el Pirineo occidental. Igualmente, los vientos soplarán del este en el área mediterránea con intervalos de fuerte y podrían incluir rachas muy fuertes en el Estrecho.
Para el jueves, las lluvias se comportarán de igual forma al día anterior, con lluvias en el extremo sudeste peninsular, en Ceuta y en Melilla. Al mismo tiempo, podrían ser fuertes en el entorno del Cabo de la Nao (Alicante). En el resto, intervalos poco nubosos en el resto de la Península e intervalos nubosos en Pirineos y en el norte de Galicia.
Este día, las temperaturas subirán en buena parte del tercio norte, salvo en las rías gallegas, donde descenderán. También bajarán en el suroeste de la Península respecto a las del martes y el miércoles. Los vientos seguirán soplando de fuerte en el Estrecho.
De cara al fin de semana, Casals reconoce que existe incertidumbre en las predicciones, pero asegura que es muy probable que haya lluvias en el tercio norte, en el tercio este, en Baleares y en las islas Canarias de mayor relieve. Asimismo, afirma que las precipitaciones serán más probables en el Cantábrico y más fuertes en Baleares.
Además, las temperaturas descenderán en el fin de semana en buena parte de la Península y subirán en el extremo sudeste. Para el domingo, Casals afirma que no se descarta que se produzca una estabilización de la situación meteorológica.
LLUVIAS ACUMULADAS EN EL ESTE
Por otro lado, Casals ha destacado que durante la semana pasada, las lluvias se concentraron en el este de la Península, sobre todo en Baleares y en Cataluña. Asimismo, tuvieron especial incidencia durante el fin de semana.
De este modo, la localidad de Castello d'Empuries (Girona), registró el pasado domingo unas lluvias de 45,8 litros por metro cuadrado y la localidad de Artá-Colonia de Sant Pere (Baleares) tuvo el pasado sábado unas precipitaciones acumuladas de 61,6 litros por metro cuadrado. Por su lado, la localidad oscense de Capella (Huesca) obtuvo el pasado viernes un registro acumulado de precipitaciones de 57,6 litros por metro cuadrado.