Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Después de la pelea de la vergüenza, llega la disculpa

Una veintena de padres de jugadores del Alaró han comparecido ante los medios para pedir perdón por la pelea que les enfrentó contra el club rival, el Collerense. Este fin de semana además, se guardará un minuto de silencio en 500 partidos de Baleares en repulsa hacia la violencia en el deporte.

Ellos son, dicen, los más interesados en colaborar con la investigación policial para que se sepa todo lo que ocurrió en el campo.