Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando los padres se convierten en el peor ejemplo para sus hijos

A veces son los padres quienes dan el peor de los ejemplos a sus hijos como  ocurrió durante un partido de futbol de juveniles en Gran Canaria. Tras una discusión, uno de los padres propina un cabezazo al otro y el agredido comienza a darle puñetazos.  Además de vergonzosa, la pelea fue tan brutal que uno de ellos puede perder un ojo. La policía puede acusar al agresor de un delito grave de lesiones y su hijo está hundido.

Los padres asisten a estos encuentros juveniles y muchos se convierten en hooligans donde insultan y pegan. No se dan cuenta del mal ejemplo que dan a sus hijos, algunos imitan su violencia.