Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un gato hambriento pelea por merendarse a un calamar

El gato estaba tratando de cambiar su dieta de croquetas de pienso deshidratado por un apetitoso ser que nadaba con pinta de sabroso. Metió la pata en el agua y zas...ensartó a un calamar que trató de arrastrar a su terreno para engullirlo. Pero sorpresa...el calamar le planta cara o mejor, se le planta en la cara al felino y lo desorienta. El gato da marcha atrás tropezando errático hasta que consigue deshacerse de la pegajosa criatura que lo ciega. Ya estaba por meterle el colmillo en serio cuando llegó el dueño y le fastidió el bocado.