Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salvaje pelea con intercambio de puñetazos en pleno avión comercial

Dos hombres protagonizaron una violenta pelea en pleno avión de All Nippon Airways ante la mirada y los gritos del resto de los pasajeros que partían desde el Aeropuerto Internacional de Narita, en Japón, rumbo a Los Ángeles.

En las imágenes del suceso, difundidas a través de las redes sociales, dos hombres comienzan a intercambiar puñetazos entre los asientos del aeroplano al tiempo en que el personal de la compañía intenta mediar en vano en el conflicto.

Aunque en cierto momento parece que va a cesar la violencia y uno de ellos, –el que va con la camiseta negra–, grita “¡que alguien me ayude, este tío está loco!”, mientras, el otro, –el que lleva una camisa hawaiana–, que durante unos instantes se aleja de él, pronto vuelve a acercarse para volver a la carga.
Como si de un ring de boxeo se tratase, el avión se convirtió en el escenario de una salvaje pelea ante la que el resto de pasajeros suplicaban que parase.

Entre los gritos, el llanto de un bebé y la desesperación de las azafatas, el intercambio de golpes continuó dentro del aeroplano, que se encontraba justo a punto de partir.

Según informa Daily Mail, un americano de 44 años fue detenido por la pelea, acusado de provocar el conflicto y presuntamente intentar ahogar a un empleado de All Nippon Airways.

Además, según señala el portal británico, haciendo mención a medios locales como Fuji TV, la policía habría manifestado que éste presuntamente iba borracho y se estaba comportando de un modo inapropiado.

Posteriormente, se ha conocido que el hombre con la camiseta de negro es un exmarine estadounidense que ahora trabaja en el Departamento de Defensa en Okinawa y responde al nombre de Ryan Humphreys.

Según apunta, la pelea empezó después de que el hombre que fue arrestado empezase a molestar al resto de los pasajeros, y en especial a una mujer que estaba sentada a su lado, momento en el que intervino.

“Miré alrededor a ver si alguien estaba escuchando a este tipo. Nadie lo hacía. Entonces se levantó de su asiento y empezó a mirar alrededor. Se giró y me miró. No le dije nada y él directamente me preguntó que qué estaba mirando”. Tras ello, dijo “te voy a matar”, y empezó la pelea.

“No me golpeó como si estuviese borracho”, explicó, en declaraciones recogidas por Daily Mail, afirmando que le parecía que el hombre podía ser un “militar activo, o un veterano con desorden de estrés postraumático”.