Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Me peino hoy por primera vez en un mes”: la realidad de una joven con depresión

“Me peino hoy por primera vez en un mes”: la realidad de la depresión de una jovenFacebook

Una joven ha compartido en las redes sociales la cara más desconocida de una de las enfermedades de este siglo, la depresión. Katelyn Marie Todd relata cómo son sus días en los que ni siquiera tiene fuerzas para ducharse o cepillarse los dientes. La joven pide que se tenga en cuenta la enfermedad y a los familiares y amigos paciencia.

La depresión es la epidemia del siglo XXI. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, 350 millones de personas en el mundo la sufren. Los enfermos de depresión sufren, en muchos casos, situaciones de discriminación.
Ante esta estigmatización de la depresión, una joven ha compartido en las redes sociales su experiencia como enferma. Katelyn Marie Todd ha relatado los difíciles momentos que está viviendo desde que padece esta enfermedad.
“Hoy me cepillado el pelo por primera vez en 4 semanas. Estaba enredado y se rompió. Lloré mientras me lo lavé”, escribía la joven en Facebook.
“Yo también me lavé los dientes por primera vez en una semana. Mis encías sangraban. Yo también lloré por eso. Cuando salí de la ducha, no podía dejar de olerme el pelo. He evitado abrazar a la gente por un tiempo, porque nunca huelo bien. Siempre huelo como si hubiera estado en la cama por una semana. No tengo ropa limpia, porque estoy demasiado cansada y triste para lavar”.
Como informa Metro, la joven ha descrito la realidad de la enfermedad: “La depresión no es hermosa. La depresión es mala higiene, platos sucios, y un cuerpo dolorido de dormir demasiado. La depresión es tener 3 amigos que sólo están por ahí porque tienen paciencia y amor. La depresión es llorar hasta que no hay más lágrimas, sollozando hasta que estés jadeando por tu próximo aliento”.
“La depresión es mirar el techo hasta que tus ojos se quemen porque te olvidas de parpadear. La depresión está haciendo llorar a tu familia porque piensan que ya no los amas cuando estás distante y distraído. La depresión es somática, al igual que emocional, un vacío que puedes sentir físicamente”
“Por favor, no seas duro con tus amigos y los familiares que tengan problemas para encontrar energía para limpiar, salir o cuidar de sí mismos. Y por favor, por favor, tomarlo en serio si te hablan de ello”, sentenciaba Katelyn Marie Todd.