Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido por inducir a un menor a irse de su casa a través de Whatsapp

La Policía Nacional ha detenido en Vélez-Málaga a un hombre de 36 años de edad como presunto autor de los delitos de inducción de menor al abandono de domicilio, exhibicionismo y provocación sexual. Su víctima era un chico de trece años, residente en la provincia de Toledo, con el que había contactado por primera vez en noviembre de 2012 a través de Whatsapp. Le enviaba mensajes en los que manifestaba su intención de viajar hasta su lugar de residencia para recogerlo y trasladarse ambos hasta Málaga en donde "tendrían una vida inmejorable".

Según la Policía, la investigación comenzó en la provincia de Toledo el pasado mes de mayo, cuando una dotación uniformada de la Policía Nacional localizó a un chico de 13 años a altas horas de la madrugada caminando solo por la calle con una mochila al hombro. Al ser requerido por los agentes les manifestó que tenía la intención de irse de su casa.
El menor fue entregado a sus progenitores, que posteriormente presentaron una denuncia manifestando que su hijo estaba siendo víctima de grooming por parte de un individuo mayor de edad, con el que había mantenido contacto a través de una aplicación de mensajería instantánea para smartphones desde hacía tiempo.
Las pesquisas condujeron a los investigadores hasta un individuo que residía en Vélez-Málaga y que habría contactado con la víctima por primera vez a través de Whatsapp en noviembre del 2012. Tras este primer contacto, la relación a través de esta aplicación se hizo diaria. En principio hablaban de temas cotidianos, aunque poco a poco se fue interesando por su estado de ánimo, sus relaciones familiares y por las actividades que realizaba a diario. De esta forma se fue ganando su confianza hasta llegar a solicitarle fotos sin ropa. Además le facilitó links de páginas de Internet con imágenes y videos de contenido sadomasoquista.
Tras diversas indagaciones realizadas, los agentes lograron identificar al presunto autor que residía en un pueblo de Málaga, colaborando desde ese momento con agentes de la comisaría de Vélez Málaga, quienes finalmente localizaron y detuvieron al presunto autor. En el registro de su domicilio se intervino material informático  que acreditaba su actividad delictiva.