Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un partido ruso propone dar dos días libre a las mujeres durante la menstruación

Un partido ruso propone dar dos días libre a las mujeres durante la menstruaciónEfe

El partido Liberal-Demócrata de Rusia (LDPR) ha presentado este lunes una proposición de ley a la Duma para que las mujeres trabajadoras del país tengan dos días de vacaciones al mes durante los "días críticos" en los que están menstruando, según ha informado la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

"En este periodo, la mayoría de las mujeres experimentan malestar psicológico y físico", ha argumentado el miembro del partido y candidato a alcalde de Moscú Mijail Degtyarev, que ha asegurado que "a menudo el dolor es tan intenso que se ven obligadas a llamar a una ambulancia". Según el proyecto presentado por Degtyarev a la Duma, la interrupción de las mujeres trabajadoras por la menstruación es tan grave que "representa un problema para la sociedad".
"El dolor fuerte induce a un incremento de la fatiga, reduce la memoria y la capacidad de trabajo y conduce a expresiones de malestar emocional", sostiene el proyecto, que asegura además que "por lo tanto, científicos y ginecólogos sostienen que una menstruación difícil no es sólo un problema médico sino un problema social".
Degtyarev ha asegurado que obligar a los empleados a proporcionar vacaciones a las empleadas asegurará "unas condiciones de trabajo justas" para las mujeres e incrementará su "salud psicológica".
No queda claro si este proyecto de ley tendrá apoyo suficiente para ser aprobado por la Duma. El director del Comité de Trabajo, Políticas Sociales y Asuntos Veteranos de la Duma y miembro del partido gobernante Rusia Unida, Andrei Isaev, ha asegurado que la legislación está "mal concebida".
El partido Liberal-Demócrata es conocido por sus planteamientos tradicionales y sus enfoques sobre temas de género, moral y forma de vida. Hace un mes, el líder del partido, Vladimir Zhirinovski, afirmó que la nueva presidenta del Banco Central Ruso podría tener problemas ya que el puesto demandaba "cerebros masculinos".